Tensión bélica en el Este

China asegura estar lista para mediar entre Rusia y Ucrania

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, asegura que el gigante asiático ofrecerá ayuda humanitaria que no debe "politizarse"

Wang Yi, ministro de Exteriores de China: Estamos dispuestos a seguir jugando un papel constructivo para facilitar el diálogo con Rusia. / EFE / LI XIN / XINHUA / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
Adrián Foncillas
Adrián Foncillas

Periodista

ver +

China está lista para mediar en el conflicto. Lo ha aclarado el lunes Wang Yi, ministro de Exteriores, tras escuchar durante los últimos días las peticiones desde Estados Unidos, la Unión Europea y Ucrania. En la escrupulosa neutralidad que le ha costado a China tercas críticas ve el mundo ahora la única salida a la guerra.

"China está deseosa de continuar jugando un rol constructivo para conseguir la paz y promover negociaciones y de participar junto a la comunidad internacional en la mediación que sea necesaria", ha afirmado Wang en una rueda de prensa durante la Asamblea Nacional Popular. Se ha referido a "algunos esfuerzos ya realizados" en aparente alusión a su conversación con el homólogo ucraniano o la de los líderes de China y Rusia, Xi Jinping y Vladímir Putin, en el día posterior a la invasión. "El presidente chino expresó su deseo de ver que se celebraban conversaciones de paz. Desde entonces se han celebrado dos rondas, y esperamos más progresos en una tercera. Cuanto mayores son las divergencias, mayor es la necesidad de negociar", ha añadido.

El ofrecimiento de China no es inédito. Desde que rompieran las hostilidades en Ucrania ha defendido el diálogo y propuesto su diplomacia para aceitar la solución. El momento revaloriza su oferta porque el amontonamiento de muertos y las estériles conversaciones de Rusia y Ucrania han empujado los focos a Pekín como la mejor y probablemente única salida.

China es el "remedio"

Lo aclaraba recientemente Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea: descartados como mediadores Bruselas y Washington, China es el remedio. Es un principio diplomático elemental que la mediación exige neutralidad. "Resolver problemas complejos requiere calma y racionalidad, no alimentar el fuego con gasolina ni intensificar las contradicciones", ha abundado Wang. También ha anunciado que la intervención china incluye el envío "tan pronto como sea posible" de la Cruz Roja china a Ucrania. La ayuda humanitaria, ha añadido, responde a los principios de neutralidad y no debe ser politizada.

Tras las ruedas de prensa chinas se adivina una balanza de precisión para cuidar las excelentes relaciones con ambos bandos. La de hoy no ha sido una excepción. Wang ha insistido en el respeto de las soberanías de todos los países, Ucrania incluida, y calificado las relaciones con Rusia de "sólidas como la roca". "No importa lo complicado que sea la situación mundial. China y Rusia mantendrán su determinación estratégica y seguirán empujando su colaboración en la nueva era", ha afirmado el ministro.

Noticias relacionadas

Sobre el alcance de sus vínculos se ha especulado en las últimas semanas. Xi y Putin afirmaron en los Juegos de Invierno de Pekín que su cooperación desconocía de zonas prohibidas y las lecturas más alarmistas interpretaron una alianza militar que la guerra en Ucrania ha desmentido. China ha puntualizado que no son aliados sino socios estratégicos y demostrado que su agenda no está atada a la rusa.

Tres décadas de expansión de la OTAN

Resuelto el equilibrio entre Kiev y Moscú, Wang ha abundado en los lamentos contra el imperialismo estadounidense que comparte con la última. "Un río profundo no se congela en un día", ha revelado en alusión a las tres décadas de expansión de la OTAN en el patio trasero ruso. A Pekín la inquietan las organizaciones como el Aukus o el Quad que Washington califica como puramente defensivas en el Pacífico y que buscan cercarla. La última afrenta vino de Mike Pompeo, exsecretario de Estado de EEUU, al pedir la semana pasada que Washington reconociera a Taiwán como país independiente. "Las promesas de Estados Unidos siguen en el aire y sin implementarse. Sigue en su estrategia de suma cero contra China y provocándola en sus intereses más relevantes", ha criticado Wang.