En paradero desconocido

Las claves del caso de la tenista Peng Shuai

La tenista china Peng Shuai, en enero de 2019, durante el abierto de Australia.

La tenista china Peng Shuai, en enero de 2019, durante el abierto de Australia. / EDGAR SU (REUTERS)

2
Se lee en minutos
France Presse

La preocupación por la tenista china Peng Shuai no para de crecer después de denunciar, a principios de noviembre, que un exalto cargo del país la agredió sexualmente. Esta acusación fue la primera que involucraba a un responsable del Partido Comunista Chino desde el inicio del movimiento #MeToo, contra la violencia sexual contra las mujeres. Desde aquel día, Peng, de 35 años, no ha vuelto a aparecer en público. Estas son algunas claves de su caso:

Mensaje acusatorio en Weibo

La tenista colgó el pasado 2 de noviembre un mensaje en su cuenta oficial de Weibo, el equivalente chino de Twitter, en el que acusaba al exviceprimer ministro Zhang Gaoli, de 75 años, de haberla forzado a mantener relaciones sexuales hace tres años, antes de convertirla en su amante. "Tenía mucho miedo. Esa tarde, inicialmente me negué. No podía dejar de llorar. Estaba muy asustada, confusa y cedí y tuvimos sexo", explicó la tenista antes de agregar que la esposa del líder político lo sabía y "estaba en guardia afuera". Zhang, que entre 2013 y 2018 fue uno de los siete hombres más poderosos del país, no ha realizado ninguna declaración al respecto.

Denuncia censurada

El mensaje fue rápidamente eliminado de la red social, pero pudo recuperarse gracias a las capturas de pantalla que realizaron algunos usuarios. Estas fueron igualmente censuradas en la internet china. La acusación realizada por Peng Shuai fue recogida en Twitter -plataforma prohibida en el gigante asiático-, lo que facilitó que su caso adquiriera relevancia mundial. En China, el nombre de Peng todavía aparece en los resultados de búsqueda en internet, pero sus acusaciones, así como las búsquedas que asocian a la jugadora con Zhang, no arrojan ningún resultado.

La inquietud en el tenis mundial

Con el paso de los días, el 'hashtag' #WhereIsPengShuai (Dónde está Peng Shuai) fue cogiendo relevancia en Twitter. Las principales figuras del tenis mundial lo utilizaron para expresar su inquietud sobre el caso. La que fuera número uno Naomi Isaka se declaró "conmocionada por la situación". "Honestamente, es impactante que haya desaparecido", dijo también a la prensa el número uno mundial Novak Djokovic.

Parca respuesta oficial

La Asociación de Tenis Femenino (WTA, en sus siglas en inglés) reclamó una "investigación exhaustiva, justa y transparente sobre las acusaciones de acoso sexual denunciadas por Peng Shuai". A principios de esta semana, el jefe de la WTA, Steve Simon, aseguró "haber recibido información de varias fuentes, incluyendo la federación china, de que ella estaba sana y salva" y que no pesaba sobre ella ninguna amenaza física. Ni la federación china ni el Ministerio de Asuntos Exteriores del país han querido realizar más declaraciones, informa AFP.

Un 'e-mail' muy dudoso

Un correo electrónico desvelado la noche del miércoles en Twitter por el canal estatal chino CGTN ha contribuido a sembrar más dudas sobre el caso. Se trata de una captura de pantalla de un 'e-mail' atribuido a Peng Shuai que ella habría enviado a la dirección de la WTA, en el cual afirma que sus acusaciones "son falsas" y que se encuentra "descansando". "Todo va bien. Gracias por su preocupación", concluye el correo. El contenido del mensaje ha suscitado dudas sobre su autenticidad. Según Steve Simon, no hace otra cosa que "reforzar la inquietud" por Peng.