Congreso en Perpinyà

Marine Le Pen, reelegida presidenta de Reagrupación Nacional tras el revés electoral en las regionales

  • La candidata a las presidenciales de la extrema derecha llama a combatir la abstención en una elección "histórica"

  • Lanza una advertencia al sector crítico y nostálgico del pasado: "No volveremos a ser el Frente Nacional"

Marine Le Pen, en la clausura del congreso de Reagrupación Nacional, este domingo en Perpinyà.

Marine Le Pen, en la clausura del congreso de Reagrupación Nacional, este domingo en Perpinyà. / VALENTINE CHAPUIS (AFP)

3
Se lee en minutos
Laura Puig
Laura Puig

Periodista

ver +

Tras el duro varapalo sufrido en las elecciones regionales francesas del pasado 27 de junio, en las que no logró ninguna victoria, la líder de Reagrupación Nacional, Marine Le Pen, fue reelegida este domingo como presidenta del partido de extrema derecha con el 98,35% de los votos de la militancia.

Le Pen concurrirá en los comicios de abril de 2022 para escoger al próximo jefe de Estado francés y, a tenor de los sondeos, volverá a medirse en segunda vuelta al actual inquilino del Elíseo, Emmanuel Macron. Se trata de su tercer intento de alcanzar la presidencia del país. Según destacó este domingo en su discurso de clausura del congreso que la formación ha celebrado este fin de semana en Perpinyà, será una "elección fundamental e histórica" en la que están en juego la "grandeza" y la "unidad" de la nación.

Contra la abstención

Durante su alocución, la dirigente intentó exorcizar el desánimo en sus bases por la reciente derrota electoral y les instó a acudir masivamente a las urnas en abril para evitar una abstención histórica como la registrada el domingo anterior. Asimismo, abrió las puertas del partido "a todo el mundo" y apeló al sentimiento ultranacionalista francés. "No habrá futuro sin unidad", subrayó.

Se detuvo durante varios minutos en la defensa del manifiesto que han firmado 16 partidos de extrema derecha y nacionalistas europeos, entre ellos Vox o la Liga de Matteo Salvini, con críticas hacia la Unión Europea. Consideró que es la primera etapa para crear el segundo grupo en número de diputados del Parlamento Europeo con el que obligar a la UE a ser únicamente una "alianza europea de naciones".

Igualmente, rechazó el pacto sobre inmigración que están impulsando países como España e Italia para repartir solidariamente entre todos los países de la Unión el impacto de las llegadas. Y aseguró que si gana las presidenciales organizará un referéndum sobre la inmigración para suprimir el reagrupamiento familiar y reformar el derecho de asilo "de los pretendidos menores" extranjeros no acompañados.

Por último, Le Pen anunció que en septiembre se retirará de la presidencia del partido para preparar la campaña de las elecciones y que asumirá las riendas el eurodiputado Jordan Bardella, joven estrella emergente del partido y designado primer vicepresidente en el congreso. "Un joven general de 25 años que se ha ganado sus galones en las batallas electorales", subrayó.

Una década al frente del partido

Este 2021 se cumple una década desde Marine Le Pen que tomó el relevo de su padre, Jean-Marie Le Pen. Una década en la que el partido ha llevado a cabo un proceso de desdemonización, ha cambiado de nombre y ha optado por un discurso más contenido. Uno de los artífices de este cambio es Louis Aliot, exsecretario general del Frente Nacional, alcalde de Perpinyà desde hace un año y expareja de Marine Le Pen.

Noticias relacionadas

Aliot ha fusionado "conservadurismo social, liberalismo económico y rechazo a la inmigración sin provocar" y la líder del partido "se está moviendo rápidamente en esta dirección", según explicó en abril a EL PERIÓDICO el historiador Nicolas Lebourg para un artículo sobre la gestión del alcalde de Perpinyà.

Sin embargo, este giro, que algunos califican de "aburguesamiento", causa malestar en un sector de Reagrupación Nacional. En un intento de acallar las voces críticas que reclaman un regreso a los orígenes, Le Pen defendió este domingo el giro moderado y lanzó una advertencia: "A pesar del respeto que tenemos por nuestra historia, no volveremos a ser el Frente Nacional".