Lucha contra el coronavirus

Casi el 50% de la población de Australia, confinada tras la cuarentena en Brisbane

  • Es la cuarta capital regional australiana en la que se restringen movimientos ante el avance del covid-19

Un hombre cruza una calle casi vacía en Brisbane.

Un hombre cruza una calle casi vacía en Brisbane. / AAPIMAGE / DPA

2
Se lee en minutos
El Periódico

No hay tregua en la lucha contra el covid-19. Australia, que junto a Nueva Zelanda, parecía que tenía bajo control la pandemia y que había erradicado el virus de su territorio, tiene desde este martes confinada a casi la mitad de su población. La variante Delta ha sido detectada en cinco de sus ocho estados y a pesar de que se trata de pequeños brotes, las autoridades del país han decidido actuar drásticamente mediante un "bloqueo rápido" para atajar cuanto antes los contagios.

Este martes por la noche arrancó un cierre de tres días en Brisbane y otras zonas del estado de Queensland, sumándose a los confinamientos ordenados en Sídney, Darwin y Perth. En total, unos 12 millones de personas no pueden salir de sus casas excepto para comprar alimentos, ir al médico o realizar ejercicio. Asimismo, se han impuesto limitaciones de aforo y cierres de establecimientos.

"No solo estamos combatiendo un brote, nos estamos enfocando en un número y hoy ha salido a la luz más información. Ahora estamos lidiando con múltiples escenarios y es hora de que actuemos y actuemos rápido", destacó la primera ministra de Queensland, Annastacia Palaszczuk.

270 casos activos

Las nuevas medidas se han activado en un momento en que los casos activos en el conjunto del país ascienden a 270. Muchos de los brotes han sido consecuencia de los fallos en los sistemas de cuarentena para los viajeros que llegan del extranjero. El foco de Sídney detectado hace dos semanas se cree que lo provocó un conductor de limusina de una aerolínea extranjera. En el caso de Brisbane, fue un miembro del personal sanitario sin vacunar que estuvo viajando durante 10 días por Queensland mientras estaba contagiado.

La tónica general es la cautela. La ciudad de Perth, en el oeste, inició este martes un confinamiento tras detectarse únicamente tres casos. "Conocemos los riesgos que supone el covid y observando el mundo sabemos que la variante Delta es una nueva bestia con la que no podemos arriesgarnos", declaró el primer ministro de Australia Occidental, estado del que es capital Perth, Mark McGowan.

Multa al viceprimer ministro

Noticias relacionadas

Y mientras medio país está bajo estrictas medidas para combatir la pandemia, el viceprimer ministro, Barnaby Joyce, ha sido multado por no utilizar en público la mascarilla. Según informó este martes la policía, Joyce entró sin el tapabocas dentro de una gasolinera de Armidale, en el estado de Nueva Gales del Sur. "La policía fue alertada y adoptaron medidas. Esta persona se disculpó y cooperó", explicó el subcomisionado del Control de Operaciones de Emergencia regional, Gay Worboys. El viceprimer ministro, que tendrá que abonar 200 dólares australianos (127 euros), confirmó el incidente en una entrevista.

Desde que estalló la pandemia, Australia ha acumulado 30.560 casos positivos y 910 decesos a causa del covid-19, según datos de la Universidad John Hopkins. Más de 1,3 millones de personas han recibido ya la pauta completa de vacunación, mientras 7,3 millones (25% de la población) cuentan con una dosis.