Primer país del mundo

El Salvador adopta el Bitcóin como moneda legal

  • La Asamblea Legislativa aprueba una ley que regula el uso de la famosa critpomoneda para que sea legal usara para cualquier tipo de transacción

  • Bukele quiere convertir el país en un polo de atracción de inversores pero expertos advierten del impacto económico y social de la moneda digital

Nayib Bukele, presidente de El Salvador.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador. / AFP / STANLEY ESTRADA

4
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

El Salvador abre la puerta al Bitcóin. El parlamento del país centroamericano ha aprobado este miércoles la legalización del uso de la popular criptomoneda, siendo así la primera nación del mundo en adoptarla dentro de su curso legal.

La llamada ‘Ley Bitcóin’, de tan solo tres páginas de extensión, ha sido aprobado en la cámara parlamentaria salvadoreña con 62 de los 84 votos posibles a favor y con el apoyo del controvertido presidente del país, Nayib Bukele, que ha sido defensor de Bitcóin desde 2017 y que llevaba días pidiendo la tramitación de una regulación que considera “historia”. La aprobación ha sido posible porque, desde su victoria el pasado febrero, el Gobierno de Bukele cuenta con una mayoría absoluta en el parlamento y controla así los tres brazos del poder.

De esta manera, la economía de El Salvador da un salto a la digitalización de su sistema y, además del dólar, también aceptará el uso “ilimitado” de Bitcóins para cualquier tipo de transacción, ya sea para pagar impuestos, una hipoteca o solventar deudas. El artículo 7 señala que "todo agente económico" deberá aceptar esta criptomoneda a excepción para quienes "no tienen acceso a las tecnologías que les permiten realizar transacciones". La ley entrará en vigor a principios de septiembre, dentro de 90 días.

Atraer a inversores crypto

La legalización del uso de esta moneda digital ha contado con el apoyo mayoritario del parlamento y, con ella, Bukele da un paso atrevido a la innovación. Aún así, la aplicación práctica de esta criptomoneda y su impacto social abren un abanico no menospreciable de dudas.

El modelo impulsado por Bukele busca convertir El Salvador en un polo de atracción para inversores y empresarios de las criptomonedas, el presidente ha hecho un llamado en Twitter en el que asegura que se les concederá de forma “inmediata” la residencia permanente y que no habrá impuestos a las ganancias para Bitcóin, como sucede con cualquier moneda de curso legal. Bukele ha prometido que, en un país en el que el 20% de su PIB proviene de remesas de dinero que manda la diáspora desde el extranjero, la adopción de Bitcóin hará que llegue más dinero a los ciudadanos.

El diario salvadoreño 'La Prensa Gráfica’ ha avanzado que la tasa de cambio entre el dólar y el Bitcóin será establecida por el propio mercado, sin una regulación de las autoridades. Tras el anuncio la cotización del Bitcóin se ha disparado un 3,16%. Sin especificar como, Bukele cree que así "generará empleos" y promoverá la "inclusión financiera". "Para Bukele es un éxito porque el anuncio refuerza su discurso de rotura con el pasado y mejora su imagen hacia el exterior en un momento en el que se le acusa de estar en una fase populista y autoritaria", apunta Sergio Maydeu-Olivares, experto en geopolítica y profesor asociado del CIDOB. "Ahora está lanzando propaganda, pero la aplicación real de esta medida es una incógnita".

El plan incluye crear un Banco de desarrollo que forme a los salvadoreños en el uso y gestión de estos activos digitales, y es que un 70% de sus ciudadanos no tiene acceso a ningún tipo de servicio financiero. "Eso proporciona a El Salvador la red de pagos abierta más segura, eficiente y globalmente integrada del mundo", dijo en una conferencia este sábado Jake Mallers, fundador de la plataforma de pagos digitales Strike que creará la infraestructura en el país.

Este miércoles, Bukele cambió su imagen de perfil en la red social para añadir una con flashes en los ojos, una seña de identificación de los inversores en critpomonedas.

Dudas sobre su impacto

Bitcóin y otras criptomonedas al alza funcionan a través de Blockchain, una revolucionaria tecnología que garantiza la privacidad de las transacciones financieras y la independencia de lo que puedan dictaminar bancos centrales u otros organismos reguladores del dinero. Esa descentralización hace que los movimientos de capital sean prácticamente imposibles de rastrear, lo que ha llevado al mundo criminal y del narcotráfico a usar Bitcóin para los pagos que quiere esconder de las autoridades.

Ese aparente logro puede ser un lastre para un país tan castigado como es El Salvador, origen de pandillas y bandas armadas y área de paso del tráfico de drogas hacia Estados Unidos. Así, la ley aprobada y celebrada por el presidente no señala como Hacienda rastreará las transacciones para evitar el blanqueo de capitales. "Bitcóin ofrece una ventana para esos grupos", explica Maydeu. "El marco legal salvadoreño no está preparado para frenarlo".

Noticias relacionadas

La oposición ha señalado también que Bitcóin es un "mecanismo monetario volátil" y que esa fluctuación de valor puede tener efectos perjudiciales.

Bitcóin y otras criptomonedas han sido criticadas por su intensivo uso de electricidad e impacto medioambiental. Bukele ha señalado que, en El Salvador, este activo digital se alimentará de energía volcánica "barata y limpia".