Nueva normativa

Los vacunados en Estados Unidos podrán viajar por todo el país sin test ni cuarentena

  • A pesar de no tener que someterse a controles, sí deberán llevar puesta la mascarilla en aviones, trenes y autobuses

Una sanitaria prepara la administración de la vacuna de AstraZeneca.

Una sanitaria prepara la administración de la vacuna de AstraZeneca.

Se lee en minutos
El Periódico

Las personas que hayan recibido las dos dosis de la vacuna en Estados Unidos, podrán moverse libremente por el país sin necesidad de someterse a tests o cuarentenas, según ha anunciado este viernes el Centro de Control de enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés).

A pesar de no tener que someterse a controles, sí deberán llevar puesta la mascarilla en aviones, trenes y autobuses. Así lo han adelantado varios medios locales, y posteriormente lo ha confirmado el CDC. Se desconoce el alcance que tendrá esta resolución en el turismo nacional, pues ahora ya se podía viajar por el país siempre y cuando se llevara un justificante de PCR negativa.

Estados Unidos alcanzó este jueves 30.535.374 casos confirmados del coronavirus y 553.084 fallecidos por la enfermedad de la covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins. California es ahora el estado más golpeado por la pandemia con 59.378 muertos, seguido por Nueva York (50.375), Texas (48.495), Florida (33.494), Pensilvania (25.111), Nueva Jersey (24.591) e Illinois (23.601).

Muchos más fallecidos de lo pronosticado

El balance provisional de fallecidos -553.084- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que en tiempos de Donald Trump proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia. El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha pronosticado que en total morirán más de 600.000 personas en el país a causa del virus.

Noticias relacionadas

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para el 1 de julio habrán muerto unas 600.000 personas.

En lo que a vacunas se refiere, unos 99,5 millones de personas (un 30% de la población) han recibido al menos una dosis, de las cuales 56,1 millones (16,9%) están ya completamente inoculadas, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).