Italia producirá 10 millones de dosis mensuales de Sputnik V, según Rusia

Un enfermero, con la vacuna rusa Sputnik V

Un enfermero, con la vacuna rusa Sputnik V / Efe / Sandor Ujvari

Se lee en minutos

El Periódico

Italia producirá a partir de mayo 10 millones de dosis mensuales de la vacuna rusa contra la covid-19, Sputnik V, según ha informado este lunes el director del Centro Gamaleya, Alexandr Gintsburg. "Se está implantando la producción de la vacuna en territorio italiano, por cierto en grandes cantidades. Se trata de que para mayo la producción alcance los 10 millones de dosis al mes", dijo Gintsburg, según la agencia Interfax.

Gintsburg también destacó que Rusia está "en la primera fase de las negociaciones para el posible lanzamiento de esta vacuna también en otros países europeos, incluidos Alemania y Francia".

El 8 de marzo se informó de que la farmacéutica italo-suiza Adienne Pharma & Biotech y el Fondo de Inversión Directa Ruso (FIDR), que tiene la patente del preparado, habían firmado un acuerdo para producir Sputnik V en Italia. Es el "primer acuerdo para la producción de la vacuna Sputnik en Italia y el primero de este tipo en Europa", informó entonces la Cámara de Comercio Ítalo-Rusa (CCIR).

Vacuna en evaluación

El presidente del fondo soberano ruso, Kiril Dmítriev, aseguró el lunes que el FIDR "ya ha alcanzado acuerdos con empresas de Italia, España, Francia y Alemania para lanzar la producción de la Sputnik V". "Actualmente hay conversaciones adicionales en marcha para impulsar la producción en la Unión Europea (UE"), señaló. Además, Gintsburg precisó que en todo el mundo ya se han producido 10 millones de dosis de Sputnik V.

"El déficit de vacunas contra la covid-19 se notará aún durante largo tiempo", admitió, al tiempo que negó que se haya detectado "algún efecto adverso grave" por el uso de la vacuna, aparte de los que incluye las instrucciones de uso.

Noticias relacionadas

El FIDR ha firmado contratos con una decena de farmacéuticas de Brasil, China, Irán, Serbia, Corea del Sur, Kazajistán y Bielorrusia para la producción en el exterior de unas 1.400 millones de dosis de Sputnik V, que ya ha sido registrada por medio centenar de países. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) inició hace dos semanas el proceso de evaluación de Sputnik V, un paso que debería conducir a una licencia para su uso en territorio de la UE.

Gintsburg también adelantó que en verano comenzarán los análisis clínicos sobre los efectos de la vacuna rusa en los menores de edad y más tarde en los enfermos de sida.