09 ago 2020

Ir a contenido

El poder de las redes sociales

TikTok, en el punto de mira

La India prohíbe la aplicación, EEUU estudia vetarla y la propia empresa deja de operar en Hong Kong

La aplicación china está considerada como una herramienta de espionaje masivo en manos de Pekín

Montse Martínez

Una pantalla de teléfono móvil muestra los iconos de las aplicaciones de redes sociales.

Una pantalla de teléfono móvil muestra los iconos de las aplicaciones de redes sociales. / Oli SCARFF (AFP)

Inialmente considerada como una aplicación para adolescentes sin más recorrido que un naif pasatiempo de vídeos musicales acompañados de baileTikTok ha pasado a ser vista como una amenaza para muchos Gobiernos. La popular aplicación china, de la empesa ByteDance y colocada por delante de Instagram con 1.500 millones de descargas, molesta. Por varios motivos;  primero, se ha adivinado un potente altavoz de jóvenes activistas y, además, tiene todas las características necesarias para convertirse en una herramienta de espionaje a gran escala en manos del gigante asiático.

En el punto de mira ya de Estados Unidosla IndiaIndonesiaBangladés y Australia, la plataforma anunció ayer que dejará de operar en Hong Kong tras la entrada en vigor de la nueva ley de seguridad nacional que China ha promulgado para el territorio semiautónomo.

La controvertida y contestada ley, que tiene como trasfondo atajar las intensas protestas que vive la excolonia desde hace un año, ha llevado a la empresa a retirarse. En base a la nueva ley, la compañía está obligada a facilitar datos de los usuarios a Pekín en el caso de ser requeridos y, ante esa disyuntiva, se ha negado a ser utilizada como fórmula de rastreo y localización de disidentes. La empresa ha negado por activa y por pasiva que estuviera dispuesta a facilitar datos al Gobierno chino aunque la erosión de su imagen es importante y tardará en revertirse.

Amenaza para la India

"Tras los últimos sucesos, hemos decidido poner fin a las operaciones de la aplicación TikTok en Hong Kong", informó ayer un portavoz de la red social que pronosticó que el programa dejará de estar disponible para descargar en las tiendas de Apple y Google a lo largo de esta semana. 

Pero si ahora ha sido Hong Kong, antes fue la India, donde un total de medio centener de aplicaciones, todas ellas chinas, fueron bloqueadas. El Gobierno de Nueva Delhi consideró que representan una amenaza para su soberanía digital. El punto de inflexión se produjo tras un choque ocurrido el 15 de junio entre China y la India en la frontera en el Himalaya occidental donde al menos 20 soldados indios fallecieron.

El jefe de TikTok en la India, Nikhil Gandhi, aseguró a través de un comunicado que se reunirá con las autoridades del país para tratar la situación, y defendió que la compañía cumple con todas las exigencias de la ley india y que no comparte información con el Gobierno chino. TikTok suma más de 120 millones de usuarios en el país asiático.

El mitin de Trump

EEUU tampoco es ajeno a la cruzada contra la aplicación china. Sin ir más lejos, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, indicó que Washington se está planteando restringir el acceso de sus ciudadanos a esta aplicación al asegurar que puede estar siendo utilizada por China para espiar a los usuarios.  Una sospecha, la de EEUU, que se enmarca en un contexto de tensiones con el gigante asiático que van desde la guerra comercial hasta los encontronazos por el coronavirus.

Pero las reticencias estadounidenses con respecto a la aplicación se remontan en el tiempo. El episodio más significativo fue el del mitin de Donald Trump en Tusla (Oklahoma) el pasado 25 de junio. El pabellón no se llenó y todas las fotografías registraron asientos vacíos. El presunto boicot se realizó a través de TikTok.