19 sep 2020

Ir a contenido

El conflicto venezolano

Guaidó anticipa nuevas sanciones internacionales contra Maduro

El diputado encabezó una nueva sesión de la Asamblea Nacional y dice que en breve convocará nuevas movilizaciones para forzar los cambios prometidos

Un coronel del Ejército propició las agresiones contra Guaidó en el aeropuerto internacional Simón Bolívar y el Gobierno confirmó el arresto de su tío

Abel Gilbert

Guaidó, con la camisa rota tras ser zarandeado en el aeropuerto de Caracas.

Guaidó, con la camisa rota tras ser zarandeado en el aeropuerto de Caracas. / DPA / Rafael Hernandez

"La presión va a escalar. Las herramientas del mundo libre son la sanción diplomática y económica para los violadores de derechos humanos y criminales". El diputado Juan Guaidó hizo su primera actividad política desde su accidentado retorno a Caracas con una nueva advertencia a Nicolás Maduro: la coalición internacional que sostiene al legislador que se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela prepara una nueva batería de medidas contra el Palacio de Miraflores.

Guaidó llegó el martes al aeropuerto internacional Simón Bolívar tras una gira por Europa, Canadá y Estados Unidos. La ponderación de Donald Trump, Boris Johnson, Emmanuel Macron y otros mandatarios necesita tener una correspondencia en la propia Venezuela, donde la capacidad de movilización opositora se ha resentido notablemente en los últimos meses. Guaidó lo sabe y por eso, al encabezar en la plaza Bolívar del acomodado municipio de Chacao la sesión de la Asamblea Nacional (AN), reclamó la unidad de todos los que quieren que Maduro abandone el poder.

La necesidad de tener más fuerza

La AN se ha partido en dos. El sector mayoritario sigue al lado de Guaidó. La facción restante ha sido recibida con los brazos abiertos por el Gobierno porque considera que debilita a la oposición. Frente a los legisladores que todavía le responden, el "presidente encargado" valoró el papel de los jóvenes en la lucha contra el Gobierno y auguró la presencia masiva en las calles de "un pueblo organizado".

Es en el espacio público donde Guaidó debe revalidar la condición de líder y no quedar apenas convertido en una construcción mediática. "¿Cuál es su reto? Hacer algo distinto a lo que no funcionó en el 2019: poner sobre la mesa una fuerza real para defender los derechos o mostrar un poder de presión más amplió (incluyendo aliados chavistas) para provocar una negociación de cambio", señala el analista Luis Vicente León. 

"Cobardes"

Como era de suponer, Guaidó hizo referencia a la "recepción" de la que fue objeto desde que piso suelo venezolano.  Personal de Migraciones lo insultó y hasta le retiraron un documento. Al salir, un grupo de enardecidos le arrojó agua. Guaidó lanzó una risotada mientras dejaba atrás a los protagonistas del "showcito". Todavía le esperaba ser golpeado por una turba al traspasar la terminal aérea. Su esposa, Fabiana Rosales, varios diputados opositores que acudieron a recibirle y periodistas también fueron blanco de esa ira. Sectores afines al Gobierno señalaron que apenas fueron actos espontáneos de repudio de los trabajadores de Conviasa, la aerolínea estatal recientemente sancionada por la Administración Trump. Para un delegado sindical de esa compañía, Guaidó es el que promueve en el exterior esas medidas.

"Son civiles armados por la dictadura que están atacando a la prensa libre, a los diputados, a los ciudadanos”,  dijo Guaidó y los tachó de "cobardes". La revista digital 'Tal Cual' consignó que fue un coronel del Ejército, Rafael Antonio Franco Quintero, actualmente director de Seguridad del aeropuerto, el que facilitó las "protestas".

El arresto de su tío

"Veinticuatro horas desaparecido. Te hago responsable, usurpador Nicolás Maduro, y a cada uno de tus esbirros en Maiquetía de lo que pase a Juan José Márquez, un hombre honesto y valiente que conoce como nadie el valor de esta lucha", dijo Guaidó sobre su tío. Horas más tarde, Diosdado Cabello, número dos del Gobierno, informó que Márquez había sido detenido al descender del avión que lo trajo de Lisboa junto con su sobrino por llevar en un avión comercial "explosivos químicos" y chalecos antibalas no declarados. "Traía unas linternas tácticas, las cuales contenían en su interior, en el compartimiento de las baterías, sustancias químicas de naturaleza explosiva, presuntamente explosivo sintético C4. Aquí está, esto no es mentira", señaló durante su programa televisivo ¿Con el mazo dando`, en el que exhibió una imagen del supuesto material. A su vez, Cabello dijo que el tío del diputado llevaba consigo un pendrive con instrucciones en inglés para realizar presuntas operaciones en Venezuela.  Márquez se encontraría en la Dirección General de Contrainteligencia Militar.

El madurismo se moviliza

En este contexto, el madurismo volvió a marchar hacia el Palacio de Miraflores en el marco del Día de la Juventud. "Se debe continuar la movilización permanente (...) para garantizar que década por década que pase Venezuela sea más libre, feliz, independiente, soberana, democrática y socialista", le dijo Maduro a miles de jóvenes. Apenas el preludio de los ejercicios militares de la semana venidera.