Ir a contenido

ESTRATEGIA DEMÓCRATA

El Congreso abre un proceso de 'impeachment' contra Trump

El presidente de EEUU asegura que la maniobra demócrata no es más que una continuación de la "caza de brujas"

Ricardo Mir de Francia

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi. / EFE

Solo unas horas después de que Donald Trump se dirigiera al mundo desde la sede de Naciones Unidas en Nueva York con uno de los discursos más lúgubres que se recuerdan, en Washington temblaban los cimientos de la Casa Blanca. Tras una jornada de reuniones frenéticas en el Congreso, la mayoría demócrata en la cámara baja anunció la apertura de una investigación de ‘impeachment’ contra el presidente, el primer paso de un largo proceso político para forzar su destitución. El detonante son las gestiones que Trump realizó en julio para reclamar a Ucrania que investigara al ex vicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter. Los demócratas consideran que incurrió en un grave abuso de poder al pedir a un líder extranjero que interfiriera a su favor para dañar a uno de sus potenciales rivales en las elecciones del 2020.

La apertura del proceso abre una nueva época en la política estadounidense, tres años después de que Trump tomara las riendas del poder. Una época llamada a exacerbar la explosiva polarización que vive el país a poco más de un año de las elecciones de noviembre del 2020. Ese precisamente el cálculo que más preocupaba a los demócratas, el temor a que el electorado interpretara el ‘impeachment’ como una vendetta política sin fundamento. Pero la gravedad de las últimas revelaciones aireadas, así como el rechazo de la Administración Trump a acatar la ley y entregar al Congreso la denuncia anónima que inicialmente destapó el caso, han acabado convenciendo a los escépticos. Tanto los diputados más conservadores como los aliados de Nancy Pelosi, la líder del partido en la Cámara de Representantes. 

“Las acciones adoptadas hasta la fecha por el presidente han violado seriamente la Constitución”, ha dicho Peloso al anunciar formalmente la investigación de ‘impeachment’. “El presidente tiene que rendir cuentas, nadie está por encima de la ley”. Esa investigación es solo un paso preliminar para recabar información y determinar si existen pruebas suficientes para acusar a Trump de “altos crímenes y faltas”, una decisión que tendría que adoptar la cámara baja por mayoría simple. De ser así, el juicio político se celebraría en el Senado, donde los republicanos tienen mayoría. 

El presidente reaccionó de forma airada al anuncio, el mayor desafío que enfrenta desde que llegó a la Casa Blanca. “Ha sido un día importantísimo en Naciones Unidas, con mucho trabajo y éxito, pero los demócratas han tenido que arruinarlo deliberadamente con más últimas noticias de la basura de la caza de brujas”, ha escrito en las redes sociales. “Es malísimo para nuestro país”. Pero no hay duda de que esta vez no se lo ha tomado a la ligera. Horas antes de que se oficializara el ‘impeachment’, anunció que hará pública la conversación íntegra con que mantuvo el pasado 25 de julio con su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky

Una decisión que llega después de que él mismo reconociera haberle pedido durante la conversación que investigara a los Biden por supuesta corrupción, particularmente a Hunter, quien sirvió en la junta directiva de una empresa gasística ucraniana. Trump sostiene que nunca presionó al ucraniano, pero la prensa han publicado que una semana antes de la llamada ordenó a su Administración que bloqueara las ayudas militares a Ucrania. También ese punto lo ha admitido, aunque según su versión, no lo hizo para coaccionar a Zelensky sino porque sentía que su país estaba contribuyendo más que los europeos. 

Para los demócratas, todo esconde una estratagema para dañar la campaña de Biden con ayuda externa. "Las acciones de la presidencia Trump han revelado la deshonrosa traición del presidente al juramento que prestó, la traición a nuestra seguridad nacional y a la integridad de nuestras elecciones", dijo Pelosi durante su comparecencia en el Capitolio. También Biden, que es actualmente el candidato con más opciones actualmente disputarle la presidencia al republicano, expresó su apoyo a la decisión del partido. "Puedo hacer frente a los ataques políticos. Van y viene y pronto se olvidarán, pero si un presidente es capaz de hacer añicos la Constitución, el daño será permanente", dijo durante un acto de campaña.