07 abr 2020

Ir a contenido

CONFLICTO REGIONAL

Irán descarta diálogar con EEUU tras ser acusado de atacar las refinerías saudís

El guía supremo, Alí Jamenei, afirma que "funcionarios iranís nunca hablarán con funcionarios estadounidenses"

Washington y Riad cordinan una posible respuesta a Teherán que niega toda implicación en el suceso del sábado

Adrià Rocha Cutiller

El guía supremo de Irán, Alí Jamenei.

El guía supremo de Irán, Alí Jamenei. / EFE / ABEDIN TAHERKENAREH

El hombre fuerte del régimen iraní, el guía supremo ayatolá Alí Jamenei, ha descartado hoy toda posible negociación con Estados Unidos. «Funcionarios iranís nunca hablarán con funcionarios estadounidenses. Esto forma parte de su política para ponernos máxima presión", ha dicho en un discurso. Mientras, Washington coordina con Riad una respuesta a los ataques del sábado a dos refinerías saudís de los que EEUU y Arabia Saudí responsabilizan a Irán.

A juicio de Jamenei, la estrategia de Washington consiste en arrastrar a Irán a la mesa de negociaciones a través de "sanciones y amenazas", como las lanzadas estos días con motivo de los ataques a las refinerías. Desde la cumbre del G7, celebrada a finales del mes de agosto en Biarriz, se especuló con un posible cara a cara entre el presidente de EEUU, Donald Trump, y su homólogo iraní, Hasán Rohaní,  a finales de mes en la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

El acción bélica contra  las refinerías —una de ellas la más grande del mundo— mantiene en máxima alerta al resto de países de Oriente Próximo, como Kuwait, Israel, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos, aliados todos del régimen saudí. «Ha sido un acto de agresión. Defenderemos nuestro territorio. Habrá consecuencias», ha dicho este martes, en un comunicado oficial, la oficina del rey saud.

Respuesta militar

Teherán niega cualquier implicación en el suceso que fue reivindicado por los rebeldes yemenís hutís, aliados de Irán. Trump dijo el domingo tener las armas “preparadas y cargadas” para una posible respuesta militar si Riad se lo pide, y con este propósito ha enviado hoy al secretario de Estado, Mike Pompeo, a Arabia Saudí. Fuentes de la investigación estadounidense y saudís, citados por la CNN, afirman que hay una "alta probabilidad" de que los misiles que impactaron en las refinerías fueran lanzados desde territorio iraní. 

En otro gesto de respuesta a EEUU, el Ministerio de Asuntos Exteriores iraní  ha confirmado que una delegación de talibanes ha viajado a Teherán tras la rotura de las negociaciones de paz con EEUU la semana pasada. Antes viajar a la capital del Estado persa, los insurgentes afganos se plantaron en Moscú con el mismo motivo: recabar apoyos internacionales en contra de Donald Trump.

También este mismo martes la justicia iraní ha acusado a tres australianos de espionaje. Dos de ellos habían llegado a Irán hace unas semanas, y fueron capturados mientras volaban un dron para grabarse. La tercera australiana es Kylie Moore-Gilbert, profesora universitaria, que lleva casi un año en la cárcel y que ha sido condenada a 10 años en prisión.

Arabia Saudí anuncia que suministro de crudo volvió a niveles antes de ataque 

El ministro de Energía de Arabia Saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman, ha asegurado hoy que los suministros de petróleo del reino han regresado a los niveles anteriores al ataque con drones del pasado sábado contra plantas petrolíferas de la compañía estatal Aramco.

En una rueda de prensa en Riad, el titular ha afirmado que en los pasados dos días han podido recuperar más de la mitad de la producción que se vio afectada por los ataques, esto es, aproximadamente un 50 % del total.