Ir a contenido

crisis en italia

El dinero ruso resquebraja el Gobierno de coalición italiano

El primer ministro comparece ante el Senado para dar explicaciones sobre la presunta financiación ilegal de Moscú de la Liga de Salvini

El líder ultra se niega a dar explicaciones en el Parlamento tal y como exige el Movimiento 5 Estrellas, su socio en el Ejecutivo

Rossend Domènech

El primer ministro italiano este miércoles en el Senado.

El primer ministro italiano este miércoles en el Senado. / REUTERS / REMO CASILLI

El Gobierno populista presidido por Giuseppe Conte ha entrado en su recta final, vapuleado por la trama rusa. Todavía puede durar días o semanas, pero las desavenencias entre los dos partidos que le apoyan, el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la ultrederechista Liga, han quedado plemanente demostradas este miércoles durante la comparecencia de Conte en el Senado.

El primer ministro ha acudido al hemiciclo para dar explicaciones sobre un supuesto caso de financiación ilegal de la Liga, ya que el líder del partido de la extema derecha, Matteo Salvini, se ha negado a darlas por condiderar las informaciones aparecidas en varios medios de comunicación pura "ciencia ficción". En el supuesto acuerdo una petrolera rusa debía vender crudo a la italiana Eni por 1.500 millones de dólares (unos 1.364 millones de euros), y 65 millones irían como comisión indirecta a la Liga, a la que la Justicia ha embargado 49 millones por un caso de corrupción. 

A la ausencia de Salvini -a esa hora participaba en una reunión sobre segudida nacional- se ha añadido la de los senadores del M5E como protesta por la no comparencia del lider ultra italiano. Los parlamentarios se han levantado de sus escaños y han salido del hemiciclo cuando Conte ha empezado su intrevención.

Durante su comparecencia, el primer ministro ha reconocido que Gianluca Savoini, un hombre de confianza de Salvini, estuvo en Moscú en las fechas indicadas por la prensa cuando se negoció la partida de peróleo. Pero ha añadido que no ha “recibido informaciones del ministro competente” (Salvini) y que Savoini, plenipotenciario para negociar la partida de petróleo y gas, “no formaba parte de la delegación del Gobierno”. Por mucho menos han dimitido ministros y presidente del Gobierno en Austria, el Reino Unido y Francia.

Ganar apoyos

Durante este casi año y medio de Gobierno de coalición, las elecciones se celebraron en marzo del año pasado, la correlación de fuerzas dentro del Ejecutivo han cambiado, según los sondeos más recientes. Las encuestas indican que Salvini ha ganado apoyos, un 39%, mientras que el M5S de Luigi Di Maio, ha descendido al 20%. “Una gran tentación para abandonar el Gobierno, ir a nuevas elecciones y ganar por sí solo”, han escrito numerosos comentaristas, haciendo hincapié en las fechas del calendario.

De acuerdo con los plazos fijados por la Constitución, la crisis del actual Ejecutivo debería producirse antes de los próximos 15 días para poder votar en septiembre y aprobar después, a toda prisa, los presupuestos del Estado del 2020