Ir a contenido

ELECCIONES EUROPEAS

Los socialdemócratas dan la sorpresa y se imponen en Holanda

La candidatura de Franz Timmermans impulsa a los laboristas mientras liberales y conservadores retroceden y una ultraderecha dividida pierde un escaño

Carles Planas Bou

Laboristas del PvdA de Frans Timmermans celebran los resultados de los sondeos el pasado jueves en La Haya (Países Bajos).  / Koen van Weel (AFP)

Laboristas del PvdA de Frans Timmermans celebran los resultados de los sondeos el pasado jueves en La Haya (Países Bajos). 
El vicepresidente de la Comisión Europea y candidato socialdemócrata holandés, Franz Timmermans, ejerciendo su derecho a voto este jueves en Heerlen (Holanda). 

/

Sorpresa mayúscula en los Países Bajos. Como ya anticiparon los sondeos realizados el pasado jueves, el gran ganador de estas elecciones europeas han sido los socialdemócratas (PvdA), un partido que hasta ahora encadenaba decepciones. Capitaneados por Franz Timmermans, candidato a presidir la Comisión Europea por la familia roja, la formación ha obtenido un 18,1% de los votos que le otorgan seis escaños, tres más de los que tenía hasta ahora.

Este giro de guión ha permitido a los laboristas avanzar a los liberal-conservadores (VVD) del primer ministro Mark Rutte, que se quedan con un 15% y cuatro escaños. Los socioliberales (D66), que en el 2014 fueron los más votados, se deshinchan y se quedan con tan solo un 6,3% y dos escaños y los democristianos (CDA), que fueron los que obtuvieron más escaños, se quedan ahora con un 12,3% mientras se quedan con cuatro diputados.

La ultraderecha se transforma

El principal perjudicado en estos comicios es sin duda el Partido por la Libertad (PVV). La hasta hace poco poderosa formación del populista e islamófobo Geert Wilders, miembro de la alianza ultranacionalista con Salvini y Le Pen, ha sufrido un duro revés y con un 3,5% de los votos se queda sin diputados. Sin embargo, la ultraderecha no decae, sino que se transforma.

La debacle del político de melena oxigenada se compensa así con la irrupción de Foro por la Democracia (FvD), capitaneado por el joven Thierry Baudet, que entra en el parlamento con un 11% y tres eurodiputados. Más clasista, nativista y de un perfil anti-inmigración aún más beligerante, esta formación ya dio la sorpresa hace un mes al ganar las elecciones municipales e irrumpir con fuerza en el Senado. Este nuevo éxito en los comicios europeos es otro paso al frente para influenciar la política neerlandesa. En su mirilla está abandonar la Unión Europea.

En uno de los países políticamente más fragmentados de la UE, el aumento de la participación hasta un 41% ha llevado a 13 partidos a obtener representación en la Eurocámara. Por el lado de los triunfos, los verdes (Groen Links) se impulsan hasta el 10,5% de los votos y tres escaños y los democristianos (CU-SGP) y el partido de los pensionistas (50+) mejoran moderadamente y consiguen un 7,9% y un 4,1% de los votos, respectivamente, y dos y un diputado. Por el otro, los socialistas (SP) retroceden hasta un 3,9% y se quedan sin escaños mientras que los animalistas (PvdD) mantienen el único que tenían.