Ir a contenido

BATALLA CONTRA EL PIRATEO INFORMÁTICO

La UE amplía su régimen de sanciones para castigar también los ciberataques

Los Veintiocho podrán congelar los bienes y prohibir la entrada en la UE a los responsables de esos ataques

Silvia Martinez

Ataque informático al Parlamento australiano fue dirigido por país extranjero.

Ataque informático al Parlamento australiano fue dirigido por país extranjero. / Reuters

El ciberespacio se ha convertido en un ámbito de especial preocupación para la Unión Europea. Los supuestos intentos de Rusia por interferir en algunos de los procesos electorales más recientes y de socavar la integridad y seguridad de la UE han puesto en alerta a los Veintiocho, que acaban de dar un nuevo paso para blindar y reforzar su arsenal de medidas. Gracias al nuevo marco jurídico, la UE también podrá imponer sanciones y medidas restrictivas a aquellas personas o empresas responsables de ciberataques que representen una amenaza exterior para la UE o sus estados miembros, así como a quienes ataquen a terceros países y organizaciones internacionales.

Concretamente, el régimen sancionador podrá aplicarse contra aquellas actuaciones que tengan repercusiones importantes, que se originen o se cometan desde el exterior de la UE, utilicen infraestructuras exteriores a la UE, sean cometidos por personas o entidades establecidas o activas fuera de la UE o hayan recibido apoyo de las mismas. También aquellos que tengan “efectos importantes”.

Por primera vez, la UE podrá sancionar a los responsables de ciberataques o a los protagonistas de la tentativa. También a aquellos que presten apoyo financiero, técnico o material o a quienes estén implicados de algún modo. Entre las medidas restrictivas adoptadas figuran la congelación de activos de personas y entidades así como la prohibición de viajar a la UE y transferir fondos al territorio comunitario

Reclamación de los líderes europeos

Fueron los jefes de Estado y de Gobierno de la UE quienes reclamaron en octubre del 2018 la adopción de nuevas medidas para impedir ciberataques en la UE, aunque han sido el Reino Unido y Holanda quienes más han presionado para expandir el régimen sancionador del club e incluir la posibilidad de castigar también los ataques en la red. Ambos países ya acusaron a la inteligencia militar rusa, a principios de octubre del año pasado, de liderar varios ciberataques en los últimos años.

La política de sanciones es un instrumento de la política exterior y de seguridad común que permite a la UE castigar a gobiernos a causa de sus políticas, a entidades, grupos y organizaciones, como grupos terroristas, así como a personas que apoyan las políticas objeto de las medidas. Actualmente, la UE mantiene sanciones a un grupo de países entre los que figuran Venezuela, Rusia, Libia, Somalia o Afganistán.