Ir a contenido

Festival de Cine de Miami

Claudio Rojas, protagonista de "Los infiltrados", puede ser deportado de los EEUU

Esta película habla sobre los abusos en un centro de detención de inmigrantes en donde estuvo recluido en 2012

El Periódico

Escena de la película Los infiltrados donde aparece el inmigrante argentino Claudio Rojas. EFE

Escena de la película Los infiltrados donde aparece el inmigrante argentino Claudio Rojas. EFE / LOS INFILTRADOS

Los abogados del argentino Claudio Rojas, uno de los protagonistas de "Los infiltrados ", que se exhibe en el Festival de Cine de Miami, y detenido en un centro de inmigración estadounidense, presentaron un recurso de amparo para detener su deportación.

Sandy Pineda, una de las abogadas y quien acudió al estreno de la película en Florida, declaró a Efe que el "habeas corpus" fue introducido en un tribunal federal del Distrito Sur de Florida. El recurso alega la violación del derecho a la libre expresión de Rojas, quien iba a acudir a la presentación de la película para hablar de los "abusos" detectados en un centro de detención de inmigrantes en el que estuvo en 2012, de los que trata el filme.

El amparo trata de defender el derecho de Rojas de "pelear su caso", luego de ser detenido de nuevo el miércoles pasado, por lo que sus abogados también solicitan poder tramitar su visa T, por "abuso laboral" dentro de Estados Unidos, explicó Pineda.

Sin posiciones políticas

Por otro lado, Cristina Ibarra, una de las directoras y productoras de la película, dijo que el festival no permitió la participación en la presentación de la película de la congresista demócrata Debbie Wasserman Schultz, quien iba a mostrar su apoyo al caso de Rojas.

Ibarra afirmó que los organizadores del acto argumentaron que "no podían tomar una posición política". "Es arte, no es una posición política, es una historia de cómo se pueden cambiar las cosas si uno habla", manifestó Ibarra sobre la "ironía" de que el festival "no quiera hablar".

Por su parte, Craig Evans, uno de los portavoces del festival, había declarado que la organización "no está comentando directamente" sobre el caso de Rojas, lo que dejó en manos de los directores del filme, Ibarra y su esposo, Alex Rivera.

Un historia real

La película se basa en el testimonio de Rojas, de 53 años, quien estaba recluido en 2012 en el Centro Transicional de Broward, en Pompano Beach (sur de Florida) y de dos indocumentados más, Viridiana Martínez y Marco Saavedra, que se infiltraron en esa institución.

Rojas, que fue detenido una semana antes del estreno del filme en Miami, es recordado por una huelga de hambre hasta que logró su excarcelación. El argentino ahora está detenido en el centro de inmigración de Krome, en el suroeste del condado de Miami-Dade, con la esperanza de que una visa T logre mantenerlo con su familia en Estados Unidos.