Ir a contenido

Crisis financiera

Bolsonaro asegura que la reforma al sistema de pensiones será justa para todos

Esta propuesta del mandatario brasileño ha causado mucho disgusto social porque endurece el acceso a las jubilaciones, pero dice que es vital para sanear las fianzas del país

El Periódico

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante un evento en el Parlamento brasileño.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante un evento en el Parlamento brasileño. / AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, señaló que la reforma del sistema de pensiones que presentó al Congreso será justa y "sin privilegios" y advirtió de que su aprobación es fundamental para que el sistema no quiebre. "Hoy iniciamos el proceso de creación de un nuevo sistema de pensiones. Es fundamental equilibrar las cuentas del país para que el sistema no quiebre, como ya ocurrió con otros países y algunos estados brasileños", subrayó el mandatario durante un discurso a la nación.

El presidente brasileño llevó hasta el Congreso el proyecto de enmienda constitucional que endurece el acceso a las jubilaciones con la intención de sanear un déficit fiscal que estrangula al Estado. Uno de los puntos más novedosos de la propuesta es establecer una edad mínima para acceder a la jubilación, un requisito que no existe en Brasil y que pasará a ser de 62 años para las mujeres y de 65 años para los hombres. Según las normas actuales, las mujeres pueden jubilarse con 30 años de cotización y los hombres con 35, lo cual facilita que haya quien se retire con apenas 50 años de edad.

Mismas reglas para todos

De esa forma, afirmó, "ricos y pobres, funcionarios públicos, políticos o trabajadores, todos seguirán las mismas reglas de edad y tiempo de contribución". Y agregó: "Quiero recordar que hoy los hombres más pobres ya se jubilan con 65 años y las mujeres con 60, mientras tanto, los más ricos se jubilan sin edad mínima. Eso va a cambiar", advirtió.

Bolsonaro, un capitán del Ejército en la reserva, recalcó que "también habrá reforma del sistema de protección social de los militares", quienes han ganado un fuerte protagonismo en su Gobierno al ocupar ocho de los 22 ministerios.

"Respetaremos las diferencias, pero no excluiremos a nadie y con justicia: quien gana más, contribuirá más, quien gana menos, contribuirá con menos todavía", agregó. El mandatario explicó que hay "previstas reglas de transición para que todos se puedan adaptar al nuevo modelo" y aseguró que "los derechos adquiridos estarán garantizados" con la reforma del sistema, una de sus principales promesas de campaña junto al combate de la violencia y la corrupción.

Vital para el sistema financiero

Durante su mensaje, el mandatario recalcó que la modificación de las reglas para la jubilación es necesaria "para el futuro de Brasil y de las próximas generaciones". La reforma, considerada fundamental por el mercado financiero para controlar el abultado déficit fiscal del país, encuentra la resistencia de los sindicatos, que han mostrado una escasa fuerza en los últimos meses. Mientras tanto, unas mil personas se manifestaron en Sao Paulo contra el proyecto presentado por Bolsonaro, quien reiteró que su Gobierno "está determinado a cambiar el rumbo del país".