Ir a contenido

la guerra en siria

Damasco acusa a grupos rebeldes de un ataque químico en Alepo

Los opositores niegan ser los autores del supuesto bombardeo con gas clorín confirmado por Rusia y que se ha saldado con 107 heridos

Ana Alba

Una mujer ingresa con síntomas de asfixia en el hospital Al-Razi, en el norte de Alepo.

Una mujer ingresa con síntomas de asfixia en el hospital Al-Razi, en el norte de Alepo. / EFE

Al menos 107 civiles resultaron heridos ayer sábado con síntomas de intoxicación en un presunto ataque químico en la ciudad de Alepo que el Gobierno sirio atribuyó a grupos rebeldes, según ha informado la agencia oficial siria SANA.

La oenegé Observatorio Sirio por los Derechos Humanos (OSDH) ha confirmado que al menos 94 personas necesitaron atención médica y de ellas 31 siguen hospitalizadas a causa de los efectos del gas que inhalaron en el ataque químico, confirmado por el ministerio de Defensa ruso.

"Según nuestra información preliminar, confirmada por los síntomas de envenenamiento entre las víctimas, los proyectiles utilizados para bombardear áreas residenciales de Alepo estaban llenos de gas clorín", ha recalcado el general ruso Igor Konashenkov en un comunicado.

Según el Ejército ruso, el ataque se lanzó en la tarde de ayer sábado con morteros de 120 milímetros de calibre desde las afueras de la ciudad de Al Buraikat, una zona controlada por el Organismo de Liberación del Levante, exfilial siria de Al Qaeda, anteriormente llamado Frente al Nusra.

Zona desmilitarizada

Moscú ha señalado que pedirá explicaciones a Turquía sobre el ataque, ya que es el garante del alto el fuego en la zona de distensión de Idlib. La ciudad de Alepo está a pocos kilómetros de la zona desmilitarizada acordada entre Rusia y Turquía, que separa las tropas gubernamentales y las rebeldes en la provincia de Idlib y sus alrededores.

Líderes de los grupos rebeldes de la zona y figuras de la oposición en el exilio han negado la versión del régimen de Damasco y han asegurado que ellos no han lanzado ningún ataque químico en Alepo. Además, han acusado al Gobierno del presidente sirio, Bashar el Asad, de intentar minar la tregua actual y los esfuerzos por iniciar negociaciones.

En Alepo, el gobernador local Hussein Diab ha visitado a los heridos en el hospital y ha declarado a la televisión estatal que los rebeldes usaron gas venenoso en los misiles que lanzaron al vecindario de Alepo.

Un funcionario del Ministerio de Sanidad ha indicado que el número de heridos es solo de 50, y que los síntomas que presentan sugieren que el gas utilizado fue clorín.

Los proyectiles cayeron en el vecindario de al-Khalidiya y el viento provocó que el gas se extendiera, según explicó el jefe de la policía de Alepo, Essam al-Shali, a la televisión estatal. Medios locales informaron de que el gas afectó a otras dos áreas de la ciudad.

Olor fétido

Un paciente contó que después de que estallaran los proyectiles, un olor fétido impregnó el aire. "A menudo se lanzan misiles en la ciudad, pero esta es la primera vez que olemos un olor así", comentó el paciente sin dar su nombre.

Por otro lado, aviones de combate han bombardeado hoy varios puntos de las afueras de la ciudad siria de Alepo, en la zona desmilitarizada, un día después del presunto ataque químico. También han atacado zonas de Idlib y han matado a al menos nueve personas, según el OSDH.

El bombardeo, el primero de este tipo, según un responsable del Ministerio de Sanidad sirio, ha provocado graves problemas respiratorios a los heridos, que manifestaron síntomas de ahogo.