Ir a contenido

DEBATE SOCIAL EN BERLÍN

Alemania pacta mantener el nivel actual de las pensiones hasta el 2025

El Gobierno aprueba que la tasa de contribución a la pensión de jubilación no debe superar el 20% del salario y mayores beneficios para las madres

Carles Planas Bou

El ministro alemán de Asuntos Sociales, Hubertus Heil.

El ministro alemán de Asuntos Sociales, Hubertus Heil. / Tobias Schwarz / AFP

La Gran Coalición que gobierna Alemania ha sellado un nuevo pacto para reforzar el sistema de pensiones. Este miércoles el ministro de Asuntos Sociales, el socialdemócrata Hubertus Heil (SPD), presentará los detalles de un paquete de medidas que incluye mantener el nivel de pensión actual, del 48% del salario, hasta el 2025 así como mayores beneficios para los pensionistas incapacitados y para las madres con más de tres hijos y con hijos nacidos antes de 1992.

El acuerdo, no especialmente ambicioso, permite cerrar una de las principales disputas del Ejecutivo formado por conservadores (CDU/CSU) y socialdemócratas y poner en marcha las medidas sociales solicitadas por su electorado. Se estima que la medida beneficiará a unos siete millones de trabajadores. “La coalición es capaz de actuar”, ha celebrado Heil.

Aunque el SPD quería asegurar el nivel actual de pensiones hasta el 2040, ha terminado aceptando lo propuesto por los democristianos de la canciller Angela Merkel. Sin embargo, la mayoría de las medidas tienen un barniz socialdemócrata. Así, también se ha aprobado que la tasa de contribución a la pensión de jubilación no puede superar el 20% del salario y la reducción del 0,5% de la contribución al seguro de desempleo hasta el 2,5% del salario bruto.

En el paquete de medidas no figura ningún acuerdo sobre la rebaja de impuestos solicitada por los conservadores y por su secretaria general, Annegret Kramp-Karrenbauer. En los próximos meses, éste volverá a ser un tema espinoso para la Gran Coalición. El próximo 17 de setiembre el ministro pretende presentar una nueva reforma que permita un mayor acceso a las ayudas por desempleo para los parados de corta duración.

MAYOR GASTO PÚBLICO

El paquete supondrá un gasto público de 3.700 millones de euros, una inversión que no supone un problema para el país más rico de la Unión Europea (UE). Durante el primer semestre del 2018 la economía alemana volvió a registrar un superávit récord de 48.100 millones de euros, lo que supone el 2,9% del PIB, según datos publicados el pasado 24 de agosto por la oficina de estadística federal. Los socialdemócratas han pedido reiteradamente servirse de ese buen funcionamiento económico para aumentar la inversión pública del Estado.

A pesar de esa riqueza macroeconómica la realidad en las calles alemanas no siempre es la misma. Los últimos datos disponibles, del 2016, señalan que el 48% de los jubilados alemanes reciben una pensión de menos de 800 euros mientras que las inferiores a 1.000 euros suponen el 62%. En el caso de las mujeres y de los ciudadanos del Este el nivel es aún peor.

Aunque el Gobierno ha aumentado esas prestaciones, Alemania sigue siendo uno de los países de la UE donde sus ciudadanos reciben un menor porcentaje de pensión como prestación de lo que fue su sueldo, del 51%. Ese sistema, que recompensa a quien ha aportado más a las arcas públicas durante su vida laboral, ha contribuido a la creciente desigualdad que golpea al país y a que casi uno de cada cinco alemanes esté en el umbral de la pobreza, es decir, con un ingreso menor a 969 euros mensuales.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.