Ir a contenido

Crisis migratoria

Vídeo de la venta de esclavos en Libia

Varias oenegés y organismos internacionales alertan de las transacciones con seres humanos en el país norteafricano

Montse Martínez

Inmigrantes esclavizados en Libia.

Inmigrantes esclavizados en Libia. / OIM

Libia se ha convertido en un pozo sin fondo para los miles de inmigrantes africanos que pelean por llegar al país para embarcar hacia Europa en un viaje que a muchos les cuesta la vida. Diversas oenegés y organismos internacionales vienen alertando desde hace meses de que los refugiados caen en manos de mafias que dominan el país norteafricano y son sometidos a las más flagrantes vulneraciones de sus derechos. Hasta el punto de que, detenidos ilegalmente, en algunos casos son vendidos en mercados de esclavos.

Un vídeo de South China Morning Post (SCMP.TV), recogido por la cadena de televisión norteamericana CNN, da cuenta de una subasta de personas en un lugar desconocido de Libia el pasado mes de agosto. "Hombre fuerte para trabajar", enuncia la persona que dirige la subasta. Finalmente, es vendido por el equivalente a 400 dólares en una subasta de seres humanos.

El comprador se interesa, después, por otra persona procedente de Nigeria"Está vendido", le contestan. 

Venta de 12 nigerianos

A raíz del primer documento de la televisión china, una reportera de la cadena norteamericana vuelve a constatar 'in situ' la vigencia de las subastas. Asiste a una de ellas en un pueblo cercano a Tripoli, la capital libia. Documenta la venta de 12 nigerianos. El vendedor no quiere hacer declaraciones tras una transacción rápida, amparada por la oscuridad de la noche. "Es una de las situaciones más increibles que he visto nunca", reconoce la periodista. La cobertura de la CNN incluye otro vídeo de las condiciones de hacinamiento en las que se encuentran recluidos los inmigrantes, de varias nacionalidades, en centros libios; la mayoría centros de detención ilegales. Algunos de los inmigrantes recluidos aseguran tener constancia de la existencia de mercadeo de personas.

La Organización Mundial para las Migraciones (OIM) ha documentado con cientos de testimonios las torturas y abusos a los que son sometidos los  inmigrantes en suelo libio, incluida la venta de personas. Sin embargo, hasta el momento, no se habían podido ver vídeos de cómo se llevaban a cabo estas prácticas. El portavoz de la OIM Joel Millman ha explicado que disponen de testimonios que inmigrantes retornados a sus lugares de origen que explican cómo en pequeños pueblos de la ruta del desierto libio, como es el caso de Sabha, se mercadea con personas a plena luz del día en la calle.

La política "inhumana" de la UE

En esta coyuntura, a sabiendas de lo que ocurre dentro de las fronteras del país africano, sumido en el caos y el desgobierno desde la caida de Muamar Gadafi, la UE se ha comprometido con el débil Gobierno libio para prestarle ayuda en el control migratorio.

Las críticas a las instituciones europeas por su gestión política de la inmigración y su connivencia con las directrices libias han llegado, entre muchos otros sectores, de la ONU. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha acusado a la UE de llevar a cabo una política "inhumana" contra los inmigrantes ilegales. El alto comisionado critica que la UE e Italia estén ayudando a la guardia costera libia a interceptar embarcaciones cargadas de inmigrantes que se aventuran a alcanzar Europa y son detenidos y enviados de vuelta al país norteafricano. 

"No podemos ser testigos silenciosos de la esclavitud moderna, la violación y otros abusos sexuales y ejecuciones extrajudiciales solo para poder gestionar la inmigración y evitar que gente desesperada y traumatizada llegue a las costas de Europa", concluye el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein.

"El sistema de detención para inmigrantes en Libia está roto", concluye Hussein. El Departamento contra la Inmigración Ilegal de Libia (DCIM) informa de que los centros de detención acogen a 19.900 inmigrantes donde "se exponen a torturas, violaciones y trabajos forzados".

0 Comentarios
cargando