Ir a contenido

Fuerte seísmo de 6,3 grados magnitud preliminar cerca de la costa de Ecuador

EFE

Un fuerte seísmo de 6,3 grados de magnitud preliminar se registró esta tarde en el océano Pacífico, cerca de las costas de la provincia de Manabí, en el oeste de Ecuador, donde muchos pobladores han salido a las calles por temor aunque, de momento, no se han reportado víctimas ni daños.

El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional indicó que el movimiento telúrico se registró a las 17.29 hora local (22.29 GMT), en el mar, a unos 57 kilómetros al oeste de la localidad de Jama y a unos 10 kilómetros de profundidad, aunque la sacudida se sintió también en Quito, en la sierra andina del país.

Jama fue una de las localidades fuertemente golpeadas por el potente terremoto de 7,8 grados de magnitud que el 16 de abril del año pasado asoló a la provincia de Manabí y a la zona sur de su vecina de Esmeraldas, en la costa del noroeste de Ecuador.

El temblor se sintió muy fuerte también en la vecina población de Pedernales donde uno de sus habitantes, Jorge Farías, comentó a Efe que la situación es tensa y de nerviosismo.

"La gente está asustada" por el recuerdo del terremoto de abril del año pasado, agregó Farías que, según dijo, se han sentido otros temblores más leves durante el día.

El terremoto de abril del año pasado causó severos daños, dejó más de 670 fallecidos y miles de afectados, además de generar hasta mayo pasado más de 3.600 réplicas sísmicas de menores magnitudes.

El IG, en su portal web, indicó de otros temblores registrados hoy en la zona costera y menciona uno de 4,1 grados en las cercanías de Pedernales (08.22 hora local), otro de la misma magnitud en el sector de Balao, en la provincia de Guayas (suroeste), y un tercero en Jama, pocos minutos después de la sacudida de 6,3 grados.

Por su parte, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) otorga al terremoto una magnitud de 6,0 y lo sitúa a una profundidad de 7,4 kilómetros.

Esos movimientos telúricos tienen como origen el choque entre la placa de Nazca con la plataforma continental suramericana, en la denominada "zona de subducción", que corre paralela al perfil costero.