DRAMA EN ÁFRICA

Los refugiados de Sudán del Sur ya son más de un millón

Varios países vecinos mantienen las fronteras abiertas

Una enfermera examina a una niña que sufre una infección en la piel, en el hospital de MSF de Malakal (Sudán del Sur), el 15 de junio.

Una enfermera examina a una niña que sufre una infección en la piel, en el hospital de MSF de Malakal (Sudán del Sur), el 15 de junio. / AFP / ALBERT GONZALEZ FARRAN

Se lee en minutos

El número de refugiados procedentes de Sudán del Sur en países vecinos ha superado esta semana el millón, incluidas las 185.000 personas que han huido desde el estallido de la última ola de violencia en Yuba, la capital sursudanesa, el pasado mes de julio, según informó este viernes el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Así, Sudán del Sur se incorpora a la trágica lista de países que han generado más de un millón de refugiados y que completan Siria, Afganistán y Somalia.

La mayoría de los sursudaneses que han huido en los dos últimos meses de su país se dirigieron a Uganda, que acoge a 143.000 de ellos, pero la ACNUR reveló este viernes que en la última semana ha habido un aumento repentino de las llegadas al oeste de Etiopía.

En total, Uganda ha recibido a 373.000 refugiados, si se incluye a los que habían llegado antes del último pico de violencia armada, pero el éxodo de sursudaneses hacia este país continúa, con 20.000 nuevas entradas únicamente la semana pasada.

Asimismo, se sabe que grupos importantes de refugiados se dirigen actualmente a Kenia, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana, países que han decidido mantener sus fronteras abiertas y permitirles la entrada.

Mujeres y niños

La mayoría de los refugiados son mujeres y niños (muchos de estos sin la compañía de algún adulto), víctimas del conflicto que se reavivó entre el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el que era su vicepresidente pero a la vez líder opositor, Riek Machar, dando al traste con un periodo de calma que apenas duró tres meses.

Además del millón de refugiados, esa situación ha generado que 1,6 millones de personas estén desplazadas dentro de Sudán del Sur.

Te puede interesar

El conflicto político, que también tiene un componente étnico, ha reavivado la crisis humana en el país, donde las organizaciones de ayuda afrontan problemas logísticos, de seguridad y de financiación para actuar.

La ONU necesita 700 millones de dólares (unos 625 millones de euros) para sus operaciones en favor de los refugiados sursudaneses para este año, pero transcurridos casi nueve meses esos fondos solo están cubiertos en un 20%.