Ir a contenido

ELECCIONES EN EL OESTE DE ÁFRICA

Estalla la violencia en Gabón tras la polémica reelección del actual presidente

La oposición sale a la calle para protestar contra la ajustada victoria de Ali Bongo Ondimba, que estará siete años más en el poder

Francia y la Unión Europea han pedido la publicación de los votos de todos los colegios electorales

El centro de Libreville, la capital de Gabón, está desierto esta mañana. La policía y los tanques de la gendarmería han cerrado sus calles y los enfrentamientos han terminado. Nada que ver con las escenas de violencia que esta noche ha vivido la ciudad africana y que han causado, como mínimo, tres muertos.

Multitud de personas salieron el miércoles a protestar por los controvertidos resultados de las elecciones presidenciales del país, que de nuevo han otorgado la victoria a Ali Bongo Ondimba (57), jefe de Estado desde el 2009. Su ajustada reelección supone alargar a más de 50 años el régimen de los Bongo, ya que antes de Ali, su difunto padre, Omar Bongo, gobernó en el pequeño país petrolero durante 41 años. 

Humo y fuego, y la sede de la Asamblea Nacional, en Libreville, en llamas. Son algunas de las imágenes clave de una noche de violentas manifestaciones que, según ha denunciado el líder de la oposición, Jean Ping (73), ha culminado con el asalto de la guardia republicana a la sede de su campaña.

"Hay dos muertos y muchos heridos", ha contado Ping a la agencia de noticias AFP. Según ha dicho, él no estaba en el lugar en el momento de lo que ha descrito como un ataque de las fuerzas de seguridad. Desde fuentes oficiales, se confirmó la existencia de otro fallecido, aunque un voluntario de la Cruz Roja gabonesa, ha indicado que una quicena de heridos llevados a una policlinica han muerto como consecuencia de sus heridas. 

El ministro del Interior gabonés, Pacôme Moubelet, ha anunciado que se han realizado un millar de detenciones desde el miércoles por la noche, la mayoría de ellas en Libreville, la capital. Por su parte, el presidente, Alí Bongo, ha arremetido con dureza contra los alzados: "La democracia se acomoda mal al asalto de un Parlamento y de una televisión nacional".     

Por su parte, la guardia republicana argumenta que ha entrado en el edificio para buscar a los "criminales" responsables del incendio a la Asamblea Nacional, que según un portavoz, se "habían replegado" en la central de campaña de la oposición.

VICTORIA CONTESTADA

El martes por la tarde la comisión electoral de Gabón anunció la reelección del actual presidente para otros siete años con un 49,80% de los resultados. Su rival, Ping, consiguió el 48,23%. La diferencia entre la victoria y la derrota es de tan solo 5.594 votos, sobre un total de 627.805 electores. La oposición ha reclamado un recuento de los votos en todos los colegios electorales.

"Nos han robado las elecciones", chillaban los manifestantes, que justo después del anuncio de los resultados salieron a la calle. Protestaban contra unos comicios que, al mismo tiempo que se producían los altercados, Ali Bongo calificaba de "ejemplares".

FRANCIA PREOCUPADA

El Gobierno de Francia, antigua metrópolis del país africano durante el colonialismo, ya ha expresado su "fuerte preocupación" por los incidentes de la pasada noche. "En el marco de un proceso electoral no hay sitio para la violencia", ha declarado el ministro de Asuntos Exteriores francés, Marc Ayrault, en un comunicado.

Al igual que la oposición, Francia, la Unión Europea y los Estados Unidos han exigido la publicación de los resultados de todos los colegios electorales de Gabón, unos 2.500.