El Estado Islámico se atribuye el ataque de Niza

Las autoridades francesas 'piensan que el autor pudo subrir un proceso rápido de radicalización

Francia se enfrenta a un nuevo tipo de terrorismo, advierte el ministro del Interior

El ISIS reivindica el atentado de Niza / FOTO: REUTERS/JEAN PIERRE AMET VIDEO:ATLAS

El ISIS reivindica el atentado de Niza
Forenses y policías buscan pruebas en el camión que arrolló a la multitud en Niza, el 14 de julio del 2016.

/

Se lee en minutos
Eva Cantón
Eva Cantón

Periodista

ver +

Dos días después del sangriento atentado de Niza, la policía sigue recabando datos sobre la personalidad del autor de la matanza y las motivaciones que pudieron llevarle a acabar con la vida de 84 personas.

Descrito por sus vecinos como un tipo poco hablador, de carácter inestable y sin inclinaciones religiosas, los testimonios recogidos en el curso de las detenciones practicadas en su entorno, parecen indicar que Mohamed Lahouaiej Bouhlel pudo sufrir una rápida radicalización, según el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve.

La policía sólo le había fichado por algunos hechos violentos, pero los servicios secretos no tenían constancia de su adhesión a la ideología islamista radical. Ni en el cuerpo de Lahouaiej Bouhlel ni en su domicilio se ha encontrado mensaje de reivindicación alguno. Tampoco hay indicios de que hubiera jurado lealtad al Estado Islámico (EI).

Sin embargo, la organización terrorista ha reivindicado este sábado el atentado de Niza en un comunicado emitido por su órgano de propaganda, la agencia Amaq, en el que califica al chófer tunecino de “soldado” del EI, es decir, que se sumó a la yihad desde el extranjero sin necesidad de haber recibido entrenamiento militar sobre el terreno.

ESPÍRITU TERRORISTA

Encajaría así en la estrategia del ideólogo de Daesh, Mohammed Al-Adnani, de apelar a cualquier extranjero a golpear dónde y cómo pueda para matar a los ciudadanos de los países que participan en la coalición internacional contra los yihadistas, como avanzó el fiscal antiterrorista François Molins y ha reiterado este sábado el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

“Está claro que mentes como la del conductor del camión se han visto influidas y en cierto modo han integrado este llamamiento a la muerte”, ha destacado el ministro. En su opinión, aunque Daesh no organizó el atentado, “insufla” el espíritu terrorista que hay detrás del drama de Niza.

Esta nueva modalidad de atentado masivo genera, según Cazeneuve, un “profundo shock” en la sociedad francesa y muestra la extrema dificultad de la lucha antiterrorista. “A partir de ahora estamos frente a individuos que se implican en acciones violentas sin necesidad de haber sido entrenados ni disponer de armas destinadas a cometer atentados masivos”, ha ilustrado el ministro.

Los expertos hablan ya de una especie de “terrorismo descentralizado” cometido por individuos que actúan solos, cuentan con una mínima organización para lograr los medios logísticos y han jurado lealtad al EI. Fue lo que ocurrió el pasado junio en la localidad francesa de Magnanville, donde el joven yihadista francés Larossi Abballa asesinó a una pareja de policías. Su adhesión al Daesh se había producido sólo tres semanas antes.

CINCO DETENCIONES

De ahí la prioridad que se han marcado las autoridades francesas de mantener el combate a la organización yihadista tanto en el exterior, intensificando los bombardeos contra las posiciones del EI en Siria e Irak, como en el interior de Francia.

En este contexto, el Consejo restringido de Seguridad y Defensa presidido este sábado por el presidente François Hollande en el Elíseo ha dado luz verde al mantenimiento del llamado Plan Centinela en su máximo nivel, con el despliegue de 10.000 militares por todo el país para reforzar en el largo plazo la tarea de las fuerzas de seguridad.

Noticias relacionadas

De manera paralela, la investigación sobre el atentado ha llevado hasta el momento a la detención de cinco personas, cuatro hombres del entorno del terrorista y su esposa. La policía judicial analiza el teléfono móvil y el material hallado en el domicilio de Lahouaiej Bouhlel y, según ‘Le Monde’, han encontrado datos de interés entre sus contactos que podrían conducir a la pista de un yihadista de Niza próximo a Al Nusra.

Problemas psicológicos desde hace años

“Se vestía a la manera occidental, bebía alcohol, salía a discotecas por la noche, no iba a rezar y no respetaba el Ramadán. No creo que tenga nada que ver con la religión. Yo creo más bien que se le fue la cabeza”, resumía una vecina del barrio de Niza en el que vivía el autor del atentado.