Ir a contenido

El arzobispo de Canterbury descubre que es hijo ilegítimo del secretario de Churchill

El reverendo se sometió un análisis de ADN a petición del diario 'Daily Telegraph', que estaba investigando el caso

Begoña Arce

A la izquierda, el arzobispo de Canterbury; a la derecha, su padre biológico, Sir Anthony Montague Browne, que fuera secretario de Churchill.

A la izquierda, el arzobispo de Canterbury; a la derecha, su padre biológico, Sir Anthony Montague Browne, que fuera secretario de Churchill.

Cuando dijo que lo que le contaban era “una total sorpresa”, al arzobispo de Canterbury no exageraba. El reverendo Justin Welby acababa de saber a los 60 años, que quien él creía su padre no lo era y que, en realidad, su progenitor fue el secretario privado de Winston Churchill. “He sabido que mi padre biológico no era Gavin Welby, sino en realidad Sir Anthony Montague Browne”, declaró el líder espiritual de 85 millones de anglicanos en un comunicado emitido por la Iglesia de la Inglaterra.

El prelado fue informado hace unas semanas de los resultados de las pruebas de ADN que confirman la verdadera paternidad. Su madre, lady Williams of Elvel, con 86 años aún recuerda aquel "devaneo de juventud”. Ella misma ha confirmado lo que publicaba el 'Daily Telegraph', aunque reconoce que la noticia ha sido “una conmoción casi increíble”.

La dama, que también trabajaba para Churchill, admite que tuvo una “aventura” con su colega, “atizada por una gran cantidad de alcohol por ambas partes”, justo antes de casarse en 1955 con Welby, un comerciante de whisky judío, fallecido en 1977. “Parece que las precauciones que tomamos no funcionaron y mi hijo maravilloso fue concebido como resultado de aquella aventura”, ha explicado la dama. El bebé nació a los nueve meses del enlace matrimonial y se consideró fruto de la luna de miel. 

AVIADOR Y SECRETARIO

Montague Browne fue aviador de la Royal Air Force y secretario privado de Churchill entre 1952 y 1965. Justin Welby le vio ocasionalmente durante la infancia, “como un amigo de la familia”. El hoy arzobispo creció en un hogar económicamente privilegiado, pero en circunstancias dolorosas. Tanto su madre como su padre eran alcohólicos. El matrimonio se divorció cuando él era aún pequeño.

En el comunicado emitido hacía referencia a esos problemas. “Como resultado de las adicciones de mis padres los primeros años de mi vida fueron un desbarajuste, aunque he disfrutado del beneficio y el regalo de una buena educación (fue al colegio de Eton), y del cuidado de mí mi abuela, de mi madre una vez que se rehabilitó y de mi padre (Gavin Welby) hasta donde pudo”.

CHISTES EN LA FAMILIA

Los rumores sobre la posible paternidad de Montague Browne comenzaron hace años. En su propia familia hacían bromas sobre el parecido extraordinario que guardaba con el actual arzobispo. Ambos estuvieron a punto de volverse a ver en el 2013, pero el anciano murió antes de que la cita tuviera lugar.

Welby, que antes de dedicar su vida a la iglesia trabajo como inversor en multinacionales del petróleo y que es padre de seis hijos, supo el pasado mes la verdad al recibir las pruebas de ADN a las que se sometió voluntariamente, a petición del 'Daily Telegraph' que investigaba la historia.

“No voy a tener una crisis existencial, ni guardo resentimiento hacia nadie”, ha afirmado. “Mi auténtica identidad va más allá de esto y está fundado en lo que soy ante Cristo”, ha añadido. También ha asegurado que la revelación no ha afectado a la relación con su madre, a la que por el contrario alaba por sabido “mirar las cosas de frente”. Tampoco considera que lo que le ha ocurrido sea tan extraordinario: “Saber que tu padre es alguien distinto al que imaginabas es algo que ocurre con bastante frecuencia. Aunque hay elementos de tristeza y tragedia en el caso de mi padre, está es una historia de redención y esperanza en un momento tumultuoso y próximo a la desesperación”.   

0 Comentarios
cargando