Ir a contenido

INFORME DE OIM

El año más trágico del Mediterráneo

El 2015 se salda con 3.771 migrantes muertos en el intento de cruzar el Mare Nostrum

La segunda ruta más mortal ha sido la del mar de Andaman, en el golfo de Bengala, entre Malasia y Tailandia, donde en 2015 han fallecido 800 personas

ROSSEND DOMÈNECH / ROMA

Inmigrantes tratan de subir a un bote, cerca de la isla griega de Lesbos, el pasado mes de septiembre.

Inmigrantes tratan de subir a un bote, cerca de la isla griega de Lesbos, el pasado mes de septiembre. / AP / PETROS GIANNAKOURIS

El año que termina se salda con 3.771 migrantes muertos en el intento de cruzar el Mediterráneo, según informa un comunicado de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), con sede en Ginebra, lo que convierte el 2015 en el “año más trágico” para los emigrantes. Los muertos en el 2014 habían sido 3.270, que se suman a unos 20.000 fallecidos identificados desde principios de los años 90, de acuerdo con la oenegé Europe Fortress.

La segunda ruta más mortal del planeta ha sido en 2015 el mar de Andaman, en el golfo de Bengala, entre Malasia y Tailandia, donde en 2015 han fallecido 800 personas. En la blindada frontera entre México y los EEUU han muerto 330 emigrantes, según la citada organización, por lo que el total de emigrantes muertos en todo el mundo durante el año, en las tentativas de arribar a países más seguros y prósperos han sido unos 5.350

De acuerdo con los datos de OIM, en los últimos 12 meses los que llegaron a Europa vía mar han sido 996.645. La macabra contabilidad de OIM puntualiza que el 77% de los muertos se ha producido en el Mediterráneo central (desde Libia a Italia), el 21% en el Mediterráneo oriental (desde Turquía a Grecia), mientras que en la ruta entre la región africana de Magreb y España los muertos han sido 74.

CIERRE DEL CENTRO DE POZZALLO

En coincidencia con la difusión de los datos de parte de OIM, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha informado este jueves que ha decidido "poner fin a sus actividades en el interior del centro de acogida italiano de Pozzallo (Sicilia)", el mayor de la zona mediterránea, que durante el 2015 ha albergado a 15.000 personas. En dicho centro se realiza la primera criba de los emigrantes, además de facilitar atención médica y psicológica para todos.

"No existen las condiciones mínimas para una colaboración eficaz", ha informado la organización, que había repetidamente solicitado a las autoridades italianas "respuestas concretas y a largo plazo" para atender "a las necesidades médicas y picológicas de las personas vulnerables, como mujeres embarazadas, menores y víctimas de torturas". "En consecuencias MSF ha decidido de poner fin a sus actividades en el interior del centro de acogida", se afirma en un comunicado.