Ir a contenido

CÓLERA DE LA HIJA DEL PRESIDENTE DE UNA COMPAÑÍA AÉREA

Una ejecutiva de Korean Air, obligada a dimitir por retrasar un vuelo 11 minutos

La aerolínea pide disculpas por el suceso, en el que la vicepresidenta de la compañía expulsó del avión a una azafata que sirvió de forma incorrecta una bolsita de frutos secos

La aerolínea surcoreana Korean Air ha pedido oficialmente disculpas por el polémico incidente en el que la vicepresidenta de la compañía, Cho Hyun-ah, expulsó a una azafata de un avión a punto de despegar por servirle incorrectamente una bolsa de frutos secos.

La mayor línea aérea de Corea del Sur emitió un comunicado en Seúl en el que pide "disculpas por las molestias" y califica como "excesiva" la reacción de la ejecutiva, de 40 años e hija de Cho Yang-ho, presidente de la compañía fundada en 1969 y cuyo lema es "Excelencia en el vuelo".

Cho Hyun-ah entró en cólera el pasado viernes en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York cuando, sentada en su asiento de clase business, una azafata le sirvió unos frutos secos sin preguntar y en una bolsa de plástico cerrada, en lugar de hacerlo en un plato.

OBLIGADA A DIMITIR

La hija del dueño de la aerolínea y vicepresidenta ha dimitido este martes de su puesto como jefa del servicio aéreo de 'Korean Air' tras la polémica suscitada por este incidente.

El avión, que ya se encontraba en pista a punto de despegar, tuvo que regresar a la puerta de embarque para que la azafata fuera expulsada del avión a petición de la vicepresidenta, lo que causó un retraso y demoró 11 minutos el aterrizaje en el Aeropuerto de Incheon (Seúl). Korean Air trató, en su comunicado, de rebajar la responsabilidad de su vicepresidenta, al afirmar que reportó el caso al comandante y fue este último quien tomó la decisión final de regresar a la puerta de embarque y desalojar a la azafata.

EXIGENCIA DE CALIDAD

Además, la aerolínea recordó que "los directivos de la empresa son los responsables de los servicios y la seguridad durante el vuelo" y, en el caso de la tripulación, "se le exige cumplir con el mayor nivel de calidad y seguridad". El suceso, que se dio a conocer este lunes, ha generado una enorme polémica en Corea del Sur, donde medios e internautas criticaron la actitud de la vicepresidenta, al considerarla "abusiva" y "arrogante", entre otros calificativos.

Mientras, el Gobierno de Corea del Sur anunció que determinará si la acción de Cho ha violado las normas de seguridad en la aviación, ya que la tripulación de cabina solo puede recibir órdenes del comandante, y en teoría la vicepresidenta de la aerolínea es solo una pasajera más. El Ejecutivo podría tomar medidas disciplinarias contra Korean Air Lines, uno de los conglomerados familiares o 'chaebol', que ostentan un elevado poder político y económico en Corea del Sur y cuya flota suma unos 160 aviones