Hospitalet

Hospitalet

División de opiniones en La Florida

Morad, visto desde su barrio: héroe para los jóvenes, mal ejemplo según los mayores

Morad, en el parque de las Planes, en el barrio de La Florida de L’Hospitalet de Llobregat.

Morad, en el parque de las Planes, en el barrio de La Florida de L’Hospitalet de Llobregat. / MAITE CRUZ

  • El polémico rapero polariza generacionalmente a los vecinos de La Florida, atrapados entre las contradicciones de sus éxitos musicales y sus embrollos policiales

  • "Si Morad enfocara su visibilidad únicamente hacia cosas positivas, sería un referente impresionante", coinciden diversas voces locales consultadas

3
Se lee en minutos
Manuel Arenas
Manuel Arenas

Redactor

Especialista en historias locales, audiencias e información del área metropolitana de Barcelona y reporterismo social

Escribe desde área metropolitana de Barcelona

ver +

¿Se puede ser el artista más escuchado en Spotify España y a su vez ser noticia cada dos por tres debido a detenciones policiales? La respuesta, por supuesto afirmativa, está en un nombre propio: Morad, uno de los artistas del momento no sólo a escala nacional, sino también mundial.

Esa dicotomía del polémico rapero se refleja en las calles de L'Hospitalet de Llobregat, especialmente en las del barrio donde creció: La Florida, área de unos 30.000 habitantes considerada la más densa de Europa y una de las zonas más vulnerables de la Gran Barcelona.

Una dualidad, la de Morad, que genera división de opiniones en función de dos factores. Por un lado, la cercanía a Los bloques de La Florida, 'punto caliente' de la ciudad sobre el que incluso se aplica un Plan Integral de actuación, donde Morad ha grabado históricamente sus alborotados videoclips y donde se respira hastío entre los vecinos. Por otro, la brecha generacional: mientras los jóvenes le idolatran como icono antisistema a partir de sus arengas contra los cuerpos policiales, los mayores, especialmente en el seno de las familias, lo ven como mal ejemplo para precisamente esos mismos chavales que lo mitifican.

A esa polarización local alude Montse Santolino, activista y vecina de La Florida muy implicada en su tejido asociativo: "Los menores de 25 años, particularmente hijos de migrantes, le adoran porque les da una identidad. A su vez, sé de madres magrebíes y latinas que sólo ven la parte negativa del personaje por los líos en los que se mete".

La 'punta del iceberg' de los problemas de La Florida

Morad ni mucho menos agota las hondas problemáticas sociales de La Florida, subrayadas por la Síndica de Greuges local en su Informe Anual como una de las principales preocupaciones vecinales en L'Hospitalet, si bien sí opera como 'punta del iceberg' de las mismas, como cara visible de los jaleos del barrio, sobre todo tras su exposición ante 1,5 millones de espectadores en 'Lo de Évole' (La Sexta).

El espacio televisivo, elogiado por muchos en Twitter, levantó ampollas en las calles de La Florida. "Lo que no me gustó fue que, después de las molestias que él y sus amigos nos han causado, lo pintaran como 'guardián de las esencias' del barrio", afirma una vecina mayor que pide mantenerse en el anonimato y que reconoce que "este chico nos somete a tremendas contradicciones".

Entretodos

¿Eres vecino de L'Hospitalet? Háblanos de tu ciudad

Publica en Entre Todos tu experiencia en primera persona vinculada a la gran ciudad catalana

Desde la Asociación de Vecinos de La Florida, su presidenta, Julia Portal, se muestra muy comedida acerca de Morad, reconoce división vecinal sobre el artista y critica el racismo contra él. "En el barrio, Morad es uno más", asegura Portal, que evita pronunciarse en un sentido u otro. "La Asociación no está ni a favor ni en contra, sino que es consciente de la polarización del personaje", apuntala Santolino.

Espejo de hijos, recelo de padres

La mejor metáfora de lo que hace sentir Morad a los jóvenes de L'Hospitalet, que va mucho más allá de la música y tiene que ver con un sentimiento de pertenencia, ocurrió en las fiestas del barrio de Santa Eulàlia a principios del pasado mes de junio. En ellas, una veintena de chavales de origen migrante cantaron a todo trapo el tema 'Pelele' imitando a Morad. El vídeo de la actuación se viralizó en redes sociales.

Sobre ese 'efecto espejo' del artista sobre los jóvenes, desde el Esplai La Florida, entidad con más arraigo en el barrio desde hace casi 40 años, explican, en el mismo sentido que Montse Santolino, que son conocedores de familias recelosas y preocupadas por el hecho de que sus hijos vean en Morad un modelo a seguir.

Noticias relacionadas

"Si Morad enfocara su visibilidad únicamente hacia cosas positivas, sería un referente impresionante", coinciden fuentes del Esplai La Florida, Santolino y otros vecinos consultados para este reportaje. Aun así, inciden asimismo todos ellos, los problemas que degradan la vida en La Florida -delincuencia, peleas, drogas-, enraizados en la vulnerabilidad del barrio, se originaron mucho antes de que el veinteañero Morad naciera. Y la solución, a ojos de esas mismas voces, pasa por un cambio urbanístico radical en Los Bloques.

Lee todas las noticias de L'Hospitalet de Llobregat en EL PERIÓDICO L'Hospitalet