Detenido otra vez Morad para notificarle una citación judicial

El rapero permaneció unas horas retenido en comisaría hasta que se le entregó el documento

Detenido otra vez Morad para notificarle una citación judicial
1
Se lee en minutos
ACN

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el martes 12 de julio por la noche una vez más al rapero Morad en L'Hospitalet de Llobregat, municipio donde reside. Fuentes de su entorno explicaron a este diario que los agentes se personaron en el domicilio de su madre para notificarle la apertura de juicio oral en Tarragona por un delito contra la seguridad del tráfico por conducir sin haber obtenido nunca el carnet.

En la vivienda no se encontraba el rapero y posteriormente fue identificado cuando viajaba en un vehículo que no conducía. Los agentes le arrestaron y lo llevaron a comisaría de l'Hospitalet de Llobregat. Estuvo unas horas en las dependencias policiales, hasta que a la mañana siguiente se le pudo entregar en mano el documento judicial. El juicio contra él por conducir sin carnet todavía no está señalado. Según algunas fuentes, son varias las denuncias que tiene por conducir vehículos sin licencia, por lo que últimamente es habitual verle de pasajero en coches con conductor propio.

Conducción temeraria

No es la primera vez que la policía detiene a Morad al volante. El pasado mes de junio le pillaron conduciendo a gran velocidad por L'Hospitalet de Llobregat, saltándose los semáforos y haciendo otras imprudencias, y aunque los agentes intentaron detenerlo, se fugó, abandonando el vehículo en el vecino municipio del Prat de Llobregat.

Noticias relacionadas

Poco después le localizaron y detuvieron en los bloques de la Florida, en L'Hospitalet, donde vive, acusado de conducción temeraria, circular sin carnet y desobediencia a los agentes de la autoridad. además, en abril ya le habían detenido por no presentarse a una citación judicial por, precisamente, declarar ante un presunto delito contra la seguridad vial.

Más allá de su falera con el asfalto, en febrero Morad también tuvo que sentarse ante el juez para responder a la acusación de intento de robo en un domicilio de Barcelona en el 2018, hecho del que quedó absuelto.