26 oct 2020

Ir a contenido

Las listas de espera en la sanidad pública catalana están más disparadas que nunca. La pandemia de coronavirus ha agravado, todavía más, un problema social que Catalunya arrastraba desde hacía décadas, en buena medida a causa de los recortes aprobados en el 2010 por el Govern de la antigua Convergència i Unió (ahora PDECat). El tiempo medio de espera ha aumentado un 62% para acceder a las pruebas diagnósticas, un 52% para visitar al especialista y un 52,3% para las intervenciones quirúrgicas entre diciembre del 2019 y mayo de este año, último mes del que el Servei Català de la Salut (CatSalut) ofrece cifras. Fuentes del CatSalut atribuyen este retraso a una "incidencia técnica" y aseguran estar trabajando para actualizar los datos.