Diva traumatizada

Britney Spears se va de Instagram tras airear más abusos de sus padres

"Me tratasteis peor que a un perro", ha escrito la princesa del pop antes de esfumarse de esta red social por enésima vez

Britney Spears se va de Instagram tras airear más abusos de sus padres
3
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Lo ha vuelto a hacer. Britney Spears ha vuelto a cerrar su cuenta de Instagram. La 'princesa del pop' utiliza esta táctica evasiva para llamar la atención cuando está muy enfadada. Y ahora vuelve a estarlo. Pero mucho.

Más de 42 millones de fans se despertaban cada mañana con un nuevo bailecito de la cantante de 'Hold me closer' -su último dúo con sir Elton John-, pero ahora estarán un tiempo sin ellos. Porque Britney volverá, casi con toda probabilidad. Siempre lo ha hecho.

Pero es que además de coreografías, Spears ha estado utilizando las redes sociales como una especie de dietario, de paño de lágrimas, donde ha explicado todas las cosas malas que le pasaron durante la vejatoria tutela legal que ejerció sobre ella su padre, Jaimie Spears. Hace un año que recuperó el control de su vida y ha vivido momentos muy buenos, como su boda con el bailarín y modelo Sam Asghari.

"Maldito perro"

Sin embargo, la cantante, de 40 años, ha desactivado su cuenta el jueves, solo unos días después de acusar a su padre, de 70 años, y a su madre, Lynne, de 67, por tratarla "como a un maldito perro" durante su tutela de 13 años. "¿Por qué tú y la familia os pusisteis de acuerdo para tratarme como a un maldito perro?", fue el título que le puso Britney el pasado martes a su último 'post'.

En referencia a su padre luego escribió: "¿Qué te hace tan especial? ¿Cuál es el secreto? ¿Qué ocultáis? Responde, padre omnipotente, si quieres encerrarme de nuevo durante cuatro meses, exponiendo mi cuerpo a las enfermeras mientras me duchan como a un perro" (en referencia a época en la que estuvo internada). Y seguía: "Vamos, papá, dime si le harías lo mismo a tus nietas Maddie e Ivy [hijas de Jamie Lynn], si las sentarías 10 horas en una silla mientras les joden la cabeza durante cuatro meses".

Britney ha rememorado ese capítulo de su vida, cuando no le permitían salir del centro a pesar de que ella no había hecho nada malo. "Cada mañana al despertarme y cada noche antes de irme a dormir le pido a Dios que te dé solo 5 minutos del dolor que yo sentí en ese lugar durante 4 meses. ¡Le pido que te quemes en el infierno! ¡Lo siento, hijo de puta!".

"Gorda"

En la misma publicación, la artista de ha acusado a su padre de llamarla "gorda": "Siempre me dijo que estaba gorda, así que nunca me sentí lo suficientemente bonita o buena".

Tan solo un día antes Britney usó también Instagram para explicar que su madre la pegó una vez "muy fuerte" por venir de fiesta demasiado tarde mientras cuidaba a sus dos hijos.

"La primera vez que me abofetearon fue la noche en que Paris [Hilton] y Lindsay [Lohan] me dejaron en mi casa de la playa. Mi madre estaba cuidando a Jayden y Preston [los hijos de la cantante]... ¡Sí, había estado de fiesta hasta las 4 de la mañana y mi madre estaba furiosa! Entré, me miró y me golpeó tan fuerte que nunca lo olvidaré".

La cantante estuvo esperando durante mucho tiempo a que su madre se disculpara, algo que no sucedió hasta 2021. Entonces Britney le a la matriarca de la familia que "se fuera a la mierda"

Noticias relacionadas

"Durante 13 años tuve que reunirme con médicos semanalmente para sacar a relucir mi pasado, ¡lo que empeoró las cosas!", confesaba Britney, que también aseguraba que durante toda aquella se comportó como una "verdadera santa" por temor a que la castigaran.

"¡Nadie me defendió! ¡Mamá, vete a la mierda! Y a todos los médicos que jodieron mi mente... les deseo que se quemen en el infierno!", concluía en la citada publicación.