Victoria para la artista

Britney Spears, por fin libre de su padre

Ahora su tutela la ejercerá un funcionario del estado de California con carácter temporal hasta la próxima vista, en noviembre, cuando la cantante podría recuperar el control total de su vida

El padre de Britney Spears deja de ser su tutor y podría ser investigado. Los fans de la cantante lo han celebrado en el exterior de la corte suprema en Los Ángeles (foto). / EUROPA PRESS / DPA / RINGO CHIU / VÍDEO: EFE

5
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Día histórico para Britney Spears. Por fin, después de 13 años, la princesa del pop ha visto cómo un tribunal, la Corte Superior de Los Ángeles, le daba la razón y este miércoles ha suspendido de manera inmediata a su padre como su tutor legal. La decisión de la jueza Brenda Penny supone una victoria para la artista, quien el pasado mes de junio se pronunció por primera vez en contra de su progenitor, aunque la tutela se mantendrá a cargo de un funcionario del estado de California con carácter temporal. Se ha programado una vista el próximo 12 de noviembre con la idea de poner punto y final a la custodia.

"Es un buen día para la Justicia", ha expresado exultante el abogado de la cantante, Mathew Rosengart, a la salida del juzgado, tras una sesión de casi tres horas en la que la jueza Penny ha accedido por primera vez a todas y cada una de las peticiones de Britney.

"Creo que la suspensión de Jamie Spears como tutor es lo mejor para los intereses de la tutelada", ha asegurado la magistrada, que ha calificado al progenitor de "tóxico". Sus palabras han sido escuchadas con la máxima atención por las decenas de periodistas que se encontraban en la sala y por el medio millar de seguidores de la artista que se agolpaban en el exterior del juzgado.

La sesión estuvo protagonizada por un duro intercambio de posturas entre los abogados de Britney y los de su padre. El representante legal de la artista, que fue contratado este verano gracias a una autorización de la jueza, defendió una estrategia por la que quería que el progenitor fuera suspendido para transferir la tutela a un empleado público, John Zabel. De esta manera, el abogado y el nuevo tutor accederán a toda la documentación pertinente sobre los 13 años de tutela gestionada por el padre y podrán investigar las supuestas ilegalidades que se cree que cometió. Aunque Jamie se opuso drásticamente a este punto y pidió sin éxito el fin inmediato de la tutela, sin mayores gestiones.

Éxito legal de Rosengart

Rosengart, que fue el único que acudió al tribunal y no intervino por videollamada, y que ha llevado casos de celebridades como Sean Penn o Steven Spielberg, ha conseguido en un par de meses lo que la cantante llevaba suplicando en privado desde hace años y que se convirtió en un escándalo mundial cuando el pasado 23 de junio contó públicamente su sufrimiento. El plan del abogado se está cumpliendo a rajatabla: quitarle al padre la tutela de Britney, poner temporalmente a un funcionario para que supervise toda la documentación relacionada con su gestión por más de una década, y, finalmente, lograr una próxima vista, en noviembre, con la que poner fin a 13 años de control en la vida de la estrella, que el próximo 2 diciembre cumplirá 40 años.

"Cada día que pasa con él como tutor, cada día y cada hora, es un día en el que le causa angustia y dolor a su hija”, subrayó Rosengart, que está convencido de que el padre de la artista y su equipo de abogados empresarios han ejercido un control abusivo de la vida y las finanzas de Britney, cuyo patrimonio asciende a 60 millones.

El abogado asegura tener pruebas de mala conducta y posible "corrupción", y señaló que cuando finalice la tutela legal será competencia de los fiscales llevar al padre ante la Justicia.

Por su parte, el prometido de la artista, Sam Asghari, que lleva años apoyando a su novia en su drama familiar, también celebró este miércoles la decisión de la jueza. Lo hizo a través de Instagram, con la foto de una leona: "El poder de la leona".

Reportaje de 'NYT' y en Netflix

Todos los argumentos del abogado de Britney se han visto reforzados desde que el pasado fin de semana el diario 'The New York Times' publicara un reportaje ('Controlling Britney Spears') con declaraciones de tres personas que han trabajado para Britney durante su tutela: un empleado de seguridad, una asistente y su jefa de vestuario. Al parecer, Jamie Spears habría contratado los servicios de la empresa de seguridad israelí Black Box Security para instalar en la habitación de la cantante un sofisticado sistema para monitorizar y espiar todos sus movimientos y conversaciones telefónicas con su prometido, con sus hijos y amigos así como con su exabogado, Samuel Ingham.

Otro documental recién estrenado en Netflix, 'Britney vs Spears', afirma que la cantante intentó hasta dos veces contratar a su propio abogado desde el inicio de su tutela, en 2008.

Además, se preparan nuevos documentales. 'Toxic: Britney Spears. Battle for Freedom', de la CNN, y 'Controlling Britney Spears', la segunda parte del primero de los documentales que en esta ocasión será producido por Fox y Hulu (de Disney).

Noticias relacionadas

La cantante no está del todo contenta con todo lo que se cuenta y, sobre todo, cómo se cuenta, en estos reportajes. Y así lo ha expresado su novio en sus redes sociales. "Me gustaría que los productores de estos programas que tratan de 'arrojar luz' contaran con la aprobación o la participación del sujeto en cuestión. Todo lo revelado debería ser atribuido al movimiento #FreeBritney".

"El movimiento #FreeBritney ha sido fundamental", ha remarcado también el abogado Rosengart a la salida del juzgado. De hecho, la presión ejercida por los fans para visibilizar las sombras tras la tutela legal de la cantante comenzó en 2019, cuando Britney se negó a seguir actuando en Las Vegas e ingresó en una clínica de rehabilitación.