28 oct 2020

Ir a contenido

CARRERAS A PUERTA CERRADA

Los sombreros de Ascot se quedan en casa

El llamativo estilismo se mantendrá en una iniciativa 'online' con fines benéficos contra el coronavirus

Mireya Roca

Los sombreros de Ascot se quedan en casa

AFP / JUSTIN TALLIS

Parece que la Royal Ascot no está dispuesta a cambiar sus tradiciones, ni siquiera por la pandemia del coronavirus, y este año también celebrará su tradicional carrera de caballos, aunque con un cambio importante.

Pese a que la organización ya ha calculado que pededrá alrededor de 10 millones de euros por la prohibición de público, se las ha ingeniado para llevar a cabo una rompedora iniciativa 'online' acorde con los nuevos toempos y con fines benéficos.

La competición tendrá lugar del martes, 16 al sábado, 20 de junio, a puerta cerrada, pero los aficionados podrán lucir sus llamativos sombreros y sus mejores galas... desde casa. La entidad ha animado a los asiduos a esta cita, a presumir de sus extravagantes estilismos desde su propio hogar y a compartir fotos en las redes sociales.

 «Tanto si se trata de pamelas de señoras, de sombreros de copa para caballeros, de sombrero panamá, bajo o de cualquier otro tipo, sencillamente tómese una foto y compártala en las redes sociales usando los hashtags  #StyledWithThanks y #RoyalAscot», ha escrito la organización en sus perfiles de redes sociales.

Los interesados en participar deberán registrarse y contribuir con 5 libras (5,60 euros) a la página de la campaña. De este modo, podrán compartir su estilismo en las redes sociales."Se anima a donar cinco libras (5,60 euros) a una campaña de recaudación de fondos, a compartir su foto y a correr la voz entre amigos para que hagan lo mismo, ayudando a compartir el mensaje de su web 'Styled With Thanks' ('Con estilo dando las gracias') para reconocer a aquellos que trabajan en primera línea en la crisis global contra la covid-19», destaca la entidad, que "invita a sus seguidores de todo el planeta a vestirse y arreglarse con sus sombreros y formar parte de las Reales Carreras de Ascot desde sus casas". 

La propuesta, que se dio a conocer esta semana, cuenta ya con una donación de 100.000 libras por parte de la Ascot Racecourse, que se repartirá entre cuatro oenegés: NHS Charitries Together; The National Emergencies Trust Relief fund; The care Workers Charity y The Berkshire Foundation Coronavirus Fund. 

Adenás, esta previsto que los tres estilismos más originalesy elegantes recibirán un premio y todas las imágenes enviadas bajolos citados hashtag se unirán en un mosaico con forma de arcoíris  y que los organizadores instalarán en el complejo de Ascot de forma indefinida.

Por primera vez en más de tres siglos de historia, la carrera de caballos más glamurosa del mundo no contará con público en sus gradas.No hay que olvidar que tocados, pamelas y sombreros de copa la convierten cada año en una de las citas anuales más célebres de la alta sociedad británica, a la que todos acuden para ver y dejarse ver con sus excéntricos 'looks'.