28 sep 2020

Ir a contenido

MADRE DE MIGUEL BOSÉ

Muere Lucía Bosé a los 89 años a causa del coronavirus

La veterana actriz italiana, madre de Miguel y Paola Dominguín, tuvo una carrera llena de éxitos como 'Muerte de un ciclista'

El Periódico

Lucía Bosé muere a los 89 años a causa del coronavirus. / RAUL MARTÍNEZ / EUROPA PRESS / VÍDEO: EUROPA PRESS

No se ha podido ir como ella hubiera querido, con una fiesta con todos sus familiares y amigos vestidos de blanco de arriba abajo. Lucía Bosé,  la gran señora de azul, la viuda de Luis Miguel Domingín, la madre de Miguel Bosé y de Paola y Lucía Dominguín, fallecía en Segovia a los 89 años a consecuencia del coronavirus.

"Ya está en el mejor de los sitios", escribía Miguel Boséen Instragram junto a una foto de ella en su casa de Brieva (Segovia, la localidad donde está la prisión donde cumple condena Iñaki Urdangarín. El artista, que se encuentra en México, lógicamente no ha podido desplazarse para la despedida. A su lado ha estado Paola, mientras que Lucía se escuentra en València. Sus restos están en el tanatorio de Segovia y, tal como ha decretado el Gobierno, no habrá funeral.

 "Para nada se sentía con 89 años, su espíritu era mucho más joven y tenía muchas ganas de vivir y de seguir dando guerra", decía Lydia Lozano en Telecinco, que explicaba además que recientemente Lucía Bosé estuvo con su secretaria recorriendo la comarca de el Bierzo y que tenía muchas ganas de ver también el pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago de Compostela, ella que tanto creía en los ángeles. Pero no pudo ser. Se encontó mal y tuvo que regresar a su casa del pueblo segoviano de Brieva, su retiro en el campo y donde la matriarca ha vivido todos estos últimos años, aunque no recluida. Hace tan solo unas semanas se la pudo ver en el 'talent show' de TVE luciendo su desparpajo y su melena azul.

Nacida en Milán en 1931, la artista ha sido la matriarca de una saga de artistas capitaneada por Miguel Bosé, quien también mostraba este domingo sus condolencias a todos los afectados por la crisis del covid-19 a través de su cuenta de Instagram. 

Lucía Bosé ha sido historia viva de España. Destacó tras su matrimonio con el torero Luis Miguel Dominguín, el padre de sus hijos: Paola y Lucía Dominguín, y Miguel Bosé. Entre sus nietos destacaba también la fallecida Bimba Bosé, y Nicolás Coronado, hijo del actor José Coronado.

Icono de posguerra

La actriz, que en los últimos años se dedicó a la pintura se hico icónico su pelo azul, deja un enorme legado artístico, así como su inolvidable humor y naturalidad con el que se ganó el cariño del público.

Fue una de las actrices más importantes del cine de la posguerra gracias a películas como 'Muerte de un ciclista' (1955), que rodó a las órdenes de Juan Antonio Bardem.

Antes, en 1947, una jovencísima dependienta de una pastelería milanesa llamada Lucía saltó a la fama tras ganar el concurso de Miss Italia. Poco después inició su carrera como actriz.

En su filmografía se incluyen obras con directores como Antonioni --'Crónica de un amor' o 'La señora sin camelias'--, Fellini --'Satiricón'--, Jean Cocteau --'El testamento de Orfeo'-- o Luis Buñuel --'Así es la aurora'--.

En 1955, tras su boda con el torero Luis Miguel Dominguín se convirtió en un personaje habitual de las portadas de las revistas. 

Pese a estar una importante cantidad de años alejadada del celuloide, Bosé recuperó su labor como actriz a finales de los años 60, donde participó en películas de cineastas como Antonio Mercero o Josefina Molina. Después sus participaciones fueron más esporádicas, hasta llegar al año 2013, cuando rodó su última película 'Alfonsina y el mar', de David Sordella.

Homenaje en Roma

En octubre del año pasado, Lucía Bosé se dio un baño de multitud en la XIV Fiesta del Cine de Roma. Fue para presentar unas memorias amables que le hizo a medida el escrito Roberto Liberatori, donde repasa sobre todo sus inicios, desde su infancia en una familia campesina de Milán hasta sus años dorados en el cine. La actriz volvía a seducir a la audiencia soltando algunas perlas. "No puedo hablar mal de Franco. Era un hombre normal, pero mi marido [el torero Luis Miguel Dominguín] era más franquista que Franco".

En el libro, titulado 'Lucía Bosé, una biografía', que incluye algunas fotografías, se recuerda que fue descubierta por su "amado" Luchino Viscontim encandilado por sus rasgos. "Fue él quien me descubrió cuando tenía 16 años y trabajaba en una pastelería Galli de Milán. Tú eres un animal cinematográfico me dijo mientras preparaba una caja de castañas confitadas", le dijo el cineasta. Fue el inicio de una historia entre ambos y el origen de su carrera: "Fue como un hermano, un amante. Di a Visconti lo que he dado a pocos hombres, un amor verdadero", explicó. La mayor pena del cineasta es que ella no quisiera dedicarse al teatro, en parte por sus problemas pulmonares: "No he hecho teatro nunca, soy un desastre", confesó entre risas.

Hay que seguir adelante

En la presentación, Bosé recordó también su participación en 'Satyricon', la película de 1969 de Federico Fellini, a quien calificó de "adorable", a Luis Buñuel definió con cariño como "otro loco", y recordó sus riñas con Michelangelo Antonioni, que siempre quería introducir cambios en su personaje.

"La segunda guerra mundial fue la experiencia más dura de mi vida", recordó alguien que llegó a ver con sus propios ojos a Mussolini y a su amante Clara Petacci colgados en la plaza Loreto de Milán, algo de lo que también sacó una enseñanza. "Comprendí lo que es la vida y que hay que seguir adelante".

El éxito la llevó a España, contratada por Juan Antonio Bardem para rodar 'Muerte de un ciclista' (1955), obra clave en su filmografía y en su vida privada, ya que fue entonces cuando conoció a Luis Miguel Dominguín. Pocos años antes, en 1947, había sido proclamada Miss Italia. Entonces se topó con una España "50 años por detrás de Italia". De su unión con el torero nacieron Miguel, Lucía y Paola. Bosé siempre ha recordado que al torero no le hizo ninguna gracia ver a su primogénito, Miguel Bosé, iniciar su carrera musical bailando con leotardos aquello de 'Don diablo'.  

Lucía reconoció que desde hace 60 años su vida está en España y que no piensa regresar a Italia. Lo hizo para despedir a algunos amigos, como el estilista Piero Tosi y al escenógrafo Franco Zeffirelli, fallecido en junio. 

El dibujo de La Tata

Gracias a su trabajo en el celuloide y a su unión con Dominguín, Lucía se codeó con personalidades destacadas del mundo de la política, la cultura y el arte. Uno de los amigos del clan Dominguín-Bosé fue Pablo Picasso, con el que mantuvo una gran amistad. De su relación con el pintor malagueño Lucia Bosé ha sido noticia recientemente. Y es que las sobrinas de Remedios de la Torres Morales, -la Tata de sus hijos durante más de 50 años-, le reclamaron en los juzgados un dibujo que el artista le había regalado a la Tata en 1963. Finalmente Lucía quedó absuelta

Lucía Bosé fracasó en su intento de mantener su museo de los ángeles en Turégano (Segovia), pero ha mantiene su actividad artística. El pasado agosto presentaba en Brieva 'El arte de Lucía Bosé', una colección de platos pintados, algunos de ellos inspirados en su nieta Bimba Bosé, fallecida a causa de un cáncer el 20 de enero de 2017. Otro de los episodios vividos, y que la biografía pasa por alto, ha sido la ruptura de su hijo Miguel Bosé con el que fue su pareja durante 26 años, el valenciano Nacho Palau y la denuncia interpuesta por este último "para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores". 

Temas Coronavirus