PRIMER ANIVERSARIO DE SU MUERTE

El documental más intimista de Karl Lagerfeld

La cadena Arte rinde tributo al que fue director creativo de Chanel desde 1983

Una imagen de archivo de Karl Lagerfeld.

Una imagen de archivo de Karl Lagerfeld. / AP / VALERY HACHE

4
Se lee en minutos
Mireya Roca

Este miércoles, 18 de febrero, se cumple un año e la muerte de Karl Lagerfeld. El icónico diseñador de origen alemán de las casas Chanel y Fendi, conocido como 'el kaiser de la moda', falleció a los 85 años en el Hospital Americano de París, según confirmó Chanel a través de un comunicado.

Arte, la cadena de la televisión francoalemana, ha querido rendir su particular homenaje al que fue director creativo de Chanel desde 1983 y tiene previsto estrenar el documental 'Karl Lagerfeld. Una leyenda', un trabajo que reúne testimonios de su círculo más íntimo.

 El director, Christian Jakob, se encargó de hablar con compañeros, amigos de la infancia, periodistas y exempleados para descubrir cómo aquel niño que nació en Hamburgo en 1933 se convirtió en todo un maestro de la costura.  Además, el cineasta buscó intensamente en revistas y álbumes de fotos, y descubrió algunas imágenes inéditas de la vida de Lagerfeld, que combina con material de archivo y conversaciones de un modo entretenido.

El punto de partida de la cinta es la relación que mantenía el creador con las tres personas que más le influyeron: su padre Otto Lagerfeld; su madre, Elizabeth Bahlmann; y Jacques de Bascher, el amor de su vida. De su padre, un industrial hiperactivo de origen sueco, Lagerfeld sacó esa obsesión por lo impecable, por la constancia y por el trabajo. El diseñador decía que su progenitor «trabajó 22 horas al día hasta los 83 años. Esa era su vida, era lo que le gustaba».un exitoso fabricante de leche enlatada.El hijo siempre hablaba de la influencia de su progenitor en sí mismo. 

En 1977, Otto moría a los 85 años de edad, tras haber impulsado durante décadas la marca de leche evaporada Carnation traída por él mismo desde los EE.UU.a Europa y creado años más tarde la gran fábrica alemana del mismo producto, Glücksklee-Milch. En su día criticado por una infundada y casi imposible afiliación nazi, sus fábricas fueron clave para la supervivencia de millones de alemanes durante la Segunda Guerra Mundial y la posguerra. Otto fue esencial en la carrera del diseñador,  pues aunque le hubiera convenido que su único hijo varón siguiese a cargo de la gran empresa familiar, le permitió escoger la moda, financiando sus viajes y pesquisas durante años.

Su madre, Elizabeth (1897-19789, fue la persona más querida y admirada por Lagerfeld. Ella confiaba plenamente en las capacidades de su hijo, al que solía decirle: «Tú tienes talento, no te juntes con esos idiotas de tus amigos. Incluso, ni tus profesores te llegan al la suela del zapato», según cuenta Patrizia Riekiel, periodista y gran amiga de Lagerfeld. Elizabeth exacerbaba la singularidad y excentricidad de su retoño. Arnaud Maillard, miembro del dúo creativo Alvarno y en su día asistente de Lagerfeld en su marca homónima, participa en el documental y relata que «Karl siempre contaba historias de su madre. Decía que ella era dura con él y que tenía una gran seguridad personal. Con ciertas dosis de tiranía, era capaz de convertir a todo el mundo en su esclavo».

Finalmente el francés Jacques de Bascher (1951-1989), el amor de su vida, que acompañó hasta su muerte. El año de su fallecimiento fue el más oscuro para el diseñador de moda: la caída del Muro de Berlín, los trastornos políticos de la revolución pacífica lo dejaron sin dejar rastro. Ninguna otra persona se acercó tanto a Lagerfeld como De Bascher.

En la década de los 70, de Bascher no se privó de fiestas y todo tipo de excesos. Lagerfeld le dejaba tomar drogas y tener relaciones con otros hombres, pues decía no interesarle el sexo. Jacques sedujo a Yves Saint Laurent, hecho que aumentó la guerra contra Pierre Bergé y empeoró la rivalidad entre Karl e Yves.

En los 80, tras haberse hecho cargo de la creatividad de Chloé y Fendi, Lagerfeld se unió a la casa Chanel. De Bascher murió de sida en 1989 y el 'káiser' se sumió en una gran depresión, concentrándose en las pilas de hamburguesas, pasteles y litros de Coca-Cola colocados en la mesa de su despacho. Engordó y se convirtió en un hombre taciturno.

Nuevo icono para Chanel

El comienzo de Claudia Schiffer como imagen de Chanel fue tremendamente positivo para el creativo. En palabras de Arnaud Maillard: «Lagerfeld estaba fascinado por Claudia». Rubia, joven y alemana cómo él, suponía un rayo de luz refrescante para la imagen de Chanel y un nuevo icono para el 'káiser'. La extrema dieta y el libro con el que Karl selló la pérdida de 42 kilos, le convirtieron en el personaje que él buscaba: pantalones ceñidos, cuellos altos, camisas blancas estrechas, gafas negras y coleta blanca. Según su amiga Patricia Riekel«Karl se construyo una armadura, quería mostrar al mundo que se bastaba y se sobraba a si mismo».

Arnaud Maillard explica que les hizo instalar espejos en todas las paredes para mirarse, explicándoles «con el esfuerzo tan grande que hecho para adelgazar, no quiero perder la oportunidad de verme». Mientras que Sebastien Jondeau, su asistente personal, retrata al creador como «insaciable, acababa una cosa y empezaba otra». En este inédito ocumental, sin fecha de estreno ni en España, ni en Netflix ni en Youtube, Lagerfeld declara: «Soy inmortal y, de todos modos, todo lo que he comenzado acabará cuando yo acabe. Y punto».

Noticias relacionadas