Ir a contenido

DEMANDA DE PATERNIDAD

El juez sentencia que Javier Sánchez-Santos es hijo de Julio Iglesias

La resolución se basa en la negativa del artista a realizase un test de ADN y en el "evidentísimo parecido físico" que tienen

Se espera que el cantante recurra pero que acepte hacerse una prueba de paternidad si la Audiencia sigue adelante con el proceso

Nacho Herrero

Tras años luchando por defender su verdad, puede respirar tranquilo después de la decisión que ha tomado el titular del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia. / EUROPA PRESS

El titular del juzgado de Instrucción 13 de Valencia ha dado la razón a Javier Sánchez-Santos y ha establecido que es el hijo biológico de Julio Iglesias, asumiendo como argumentos la negativa del cantante a someterse a una prueba de ADN pero también el "evidentísimo parecido físico" entre ambos.

Después de que el juez en una decisión anterior estableciera que la demanda podía ser juzgada pese a haberlo sido ya con anterioridad, el pasado jueves tuvo lugar la vista a la que Sánchez-Santos acudió acompañado de su madre, María Edite Santos.

En 1991, Javier Sánchez y su madre presentaron ya una primera demanda y la artista portuguesa explicó que conoció a Iglesias en una discoteca de Sant Feliu de Guíixols (Girona) en 1975 y que mantuvieron relaciones sexuales durante varios días, fruto de las cuales nació Javier Sánchez-Santos.

En un primer momento se les dio la razón pero después la Audiencia Provincial se la retiró al entender que la negativa de Julio Iglesias a realizarse la prueba de paternidad no implicaba que fuera el padre biológico. En la vista del jueves, la Fiscalía apoyó al demandante y aportó una resolución reciente del Supremo que cambia el criterio y sí establece que el rechazo a ser sometido a una prueba habiendo indicios sí puede ser considerado un reconocimiento implícito.

En la nueva resolución, el juez considera que los indicios “son suficientes” para apreciar esa paternidad y cita como argumento para estimar la demanada la negativa del demandado “a posibilitar la práctica de la prueba biológica”, pese a “haber constancia en las actuaciones de que, en la época aproximada de la concepción del demandante, existieron ciertos contactos y trato entre la madre de éste y aquel demandado”.

Esos contactos “hacen que no sea inverosímil ni descabellada la posibilidad de haber existido relaciones sexuales entre ellos”, argumenta el magistrado, que valora también entre los argumentos el “evidentísimo parecido físico” entre el cantante y el propio demandante, así como el testimonio que ofreció la madre del demandante.

Según explica, en el juicio María Edite Santos aportó “datos muy concretos sobre la pertenencia, ubicación y distribución interior del chalet” donde Julio Iglesias se alojaba esos días.

Según ha contado un amigo a Efe, el demandante ha recibido la noticia "muy contento" con "lágrimas y abrazos". Fernando Osuna, abogado del demandante, señaló que la sentencia cuenta con fundamentos "sólidos" que pondrán "las cosas complicadas" a Iglesias en su posible recurso y cree que en tres o cuatro años se agotará la vía judicial en el Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo.

El ADN

El abogado de Iglesias, que recurrirá ante la Audiencia Provincial, apuntó que, si este organismo entiende también que puede haber una excepción en el criterio de 'cosa juzgada' y sigue adelante con el proceso, se someterá a una prueba de paternidad. Osuna ha desacreditado esa oferta como una mera cuestión de imagen y ha apuntado que la Justicia no es "un juego" ni una "subasta".

La Fiscalía también presentará recurso, pues aunque entiende que la negativa a la prueba le convierte en padre, cree que no debía haberse celebrado el juicio porque había habido uno previamente.

Una prueba de ADN presentada por el demandante y descartada por el juez por haber sido obtenida de manera ilícita establecía un 96,8% de coincidencia entre Sánchez-Santos y Julio José Iglesias, primer hijo del cantante.

De 31 a 94 millones

De confirmarse la sentencia, Javier Sánchez-Santos se convertirá judicialmente en el noveno hijo del cantante lo que le dará derecho a herdedar del cantante y a usar su apellido. Hace unos meses la revista Forbes, le situó en el puesto 34 de las mayores fortunas de España y cifró su patrimonio en 850 millones de euros.

Además, sus ingresos anuales, según la revista 'People with money', continúan siendo cuantiosos y se acercarían a los setenta millones por lo que ese patrimonio puede seguir en aumento.

Según la legislación española, que sería la que se aplicaría en el caso de conflicto por la herencia, el patrimonio quedría dividido en tres partes y Javier Sánchez-Santos tendría derecho al menos a participar en el reparto de una de ellas, 'la legítima'. Con los números actuales de Forbes (no se descarta que la fortuna sea mayor), de esa parte le corresponderían 31 millones de euros pero si Iglesias le reconoce como uno más esa cantidad se triplicaría hasta los 94 millones.

Pero hay varios factores que pueden influir, además de saber la cuantía exacta de su patromino, como si el cantante está casado en régimen de ganaciales, lo que lo disminuiría notablemente, o si ya ha realizado donaciones a alguno de sus hijos, lo que aumentaría el total a repartir puesto que formarían parte del global a repartir y se les descontaría de su parte.

También habría que determinar el reparto de los ingresos que siga generando por derechos de sus canciones o de su imagen cuando fallezca, puesto que una parte igualmente correspondería a su nuevo 'hijo' que amparado por una sentencia firme podría presentar otra demanda para tratar de heredar en vida de su 'nuevo padre'.