Ir a contenido

COLECCIÓN CRUCERO 2018

Gucci regresa a Florencia

Deslumbrante desfile en el Palacio Pitti, con Salma Hayek, Jared Leto y Elton John, entre los invitados

Desfile de Gucci en la Galeria Palatina del Palacio Pitti.

Desfile de Gucci en la Galeria Palatina del Palacio Pitti. / EFE / MAURIZIO DEGL INNOCENTI

En menos de dos años, Alessandro Michele, el director creativo de Gucci, ha insuflando nueva vida a esta marca de lujo y las cifras, con incremento de ventas, lo avalan. 

Después de que Atenas dijera no al desfile en la Acrópolis, la vuelta a los orígenes, a la Florencia donde nació Gucci en 1921, ha resultado ser todo un acierto. La Galería Palatina del Palacio Pitti ha sido el escenario elegido para presentar, el pasado lunes, los 115 cambios de una colección crucero 2018 para hombre y mujer extravangante, bella y colorida. Como contraprestación, la firma deja en la ciudad unos 2 millones de euros destinados a los trabajos de restauración de los jardines Bóboli que desde el siglo XVI se extienden junto al palacio Pitti.

Los invitados, entre los que se encontraban los actores Kirten Dunst, Salma Hayek, Jared Leto y el músico Elton Jhon y su marido David Furnish, tenían que atravesar el pasadizo que conecta la galería de los Uffizi con el Palacio Pitti por encima del Ponto Vecchio y que alberga algunas de las obras de arte del clasisicismo italiano más importantes del mundo, de Botticeli a Piero Della Francesca. 

Una vez en la Galería Palatina, y con sonido de fondo de una arpista, los asistentes presenciaron la presentación de una colección que se llama 'Antianatomy' y que en palabras de Alessandro Michele, “es el corazón y alma de los orígenes de Gucci”. El desfile comenzó con una serie de camisetas con mensaje y logo incorporado: Guccify Yourself, Guccification y Guccy y es que para Michele, el monograma de Gucci en verde y rojo es el símbolo más poderoso y decorativo de la casa.

Un total de 115 salidas con las que el diseñador ha seguido explorando esa relación entre fauna y flora, con elementos estampados o bordados en algun caso con efecto 'horror vacui'. Prendas excénticas, como las que vestía el actor Jared Leto, que sorprendió con un abrigo de piel rosa, pantalones amarillos y una camiseta con abejas.

Se vio de todo y contrastado. De camisas con volantes a chupas de cuero con tachuelas. De vestidos largos de seda a chaquetas de béisbol reversibles. De tejidos brocados que parecían salir de un cuadro a ropa deportiva en satén. De trajes clásicos de inspiración inglesa a lúrex dorado. De trampantojos que simulan ser los pligues de una toga que no es toga, sino un vestido a vaqueros grandes y manchado. De polos de estudiante de colegio privado a delicados adornos florales. De chaquetas acolchadas a camisas de franela de cuadros. Y como detalle, una ornamentación clásica, desde las doradas coronas de laurel abrazando las cabezas de los modelos o estratégicamente llevadas en sus manos hasta arreglos de perlas que recorren el cuerpo.

Temas: Moda Florencia

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.