Ir a contenido

EN EL MUNICIPIO DE RACALE

Un san Sebastián martirizado en ropa interior causa estupor en Italia

La figura del santo, con aspecto musculoso y en calzoncillos de Dolce&Gabbana, está expuesta en una pared y mide cerca de siete metros de altura

Imagen del San Sebastián de Ozmo que ha causado revuelo en Italia.

Imagen del San Sebastián de Ozmo que ha causado revuelo en Italia. / FOTO / OZMO

Una pintada que representa a san Sebastián sufriendo el martirio en ropa interior, de la marca Dolce&Gabbana, ha provocado este martes la sorpresa de los vecinos de Racale, un pequeño municipio de Lecce (Italia).

El mural, de más de siete metros de altura, representa al santo con un aspecto musculoso y recibiendo la lluvia de flechas con la que fue martirizado. La figura aparece únicamente ataviada con ropa interior de la marca italiana y rodeada de fichas de póquer.

Una iniciativa local

La idea de llevar a cabo esta pintura surgió de una iniciativa entre algunos muchachos de la localidad, que solicitaron a artistas internacionales que se prestaran a decorar los muros de este pequeño municipio, de poco más de 10.000 habitantes. El grafiti lleva la firma de Gionata Gesi, un artista y muralista italiano, conocido con el pseudónimo de Ozmo, considerado como uno de los máximos exponentes del arte urbano italiano.

La obra ha dividido a los habitantes de Racale hasta el punto de que el alcalde del pueblo, Donato Metallo, ha instado a los organizadores de dicha iniciativa a "intervenir inmediatamente, con el fin de tutelar el sentimiento popular".

Oportunidad de "ser reconocido por todos"

En este sentido, el autor ha asegurado que su intención no ha sido la de ofender a nadie. "No es mi estilo. El símbolo de D&G es muy potente y persuasivo y, gracias a la publicidad, puede ser reconocido por todos", se ha justificado Ozmo.

Además, el artista ha defendido que, gracias a su pintura, los jóvenes ahora se sentirán atraídos por la figura del santo, patrón del municipio, algo que, según él, no sucedería si le hubiera representado con su iconografía clásica.

No es la primera vez que Ozmo, de 39 años, se inspira en la iconografía de algún santo. En junio del 2013, en la ciudad italiana de Bari, fue el turno de san Nicolás, santo al que dibujó de las tres maneras en las que suele ser representado: como Santa Claus y en sus versiones católica y ortodoxa.