03 abr 2020

Ir a contenido

nueva medida

Inglaterra, Escocia e Irlanda prohibirán a los niños golpear el balón con la cabeza

La medida afecta a todos los menores de 12 años y hasta los 16 se introducirá este tipo de jugada de forma paulatina

Ederson, portero del Manchester City, evita que Ihenacho, del Liecester, remate de cabeza, el domingo 22 de febrero en la Premier.

Ederson, portero del Manchester City, evita que Ihenacho, del Liecester, remate de cabeza, el domingo 22 de febrero en la Premier. / Europa Press

Las federaciones de fútbol de Inglaterra, Escocia e Irlanda prohibirán los remates de cabeza durante las sesiones de entrenamiento para niños menores de 12 años y supervisarán este tipo de jugadas en chavales de hasta 18 años, según se ha hecho público este lunes en Londres como medida de prevención ante lesiones cerebrales. 

"A partir de ahora no se podrá golpear el balón con la cabeza en las escuelas primarias de fútbol según una pauta de comportamiento y entrenamiento que se ha enviado a todos los centros y equipos", se detalla en un comunicado. Asimismo para las diversas categorías contempladas entre los 12 y los 16 años, los remates de cabeza se irán introduciendo de manera paulatina y con balones no excesivamente inflados para evitar este tipo de lesiones.

Estudio escocés

Por ahora, y debido a la baja incidencia de este tipo de jugadas en partidos entre niños, no se han tomado medidas específicas que afecten a la competición. Esta nueva norma se llevará a cabo siguiendo las indicaciones de un estudio publicado en en octubre y realizado por la Universidad de Glasgow sobre las posibilidades, unas 3,5 veces más, que los exfutbolistas escoceses tenían de morir a causa de una enfermedad neurodegenerativa sobre el promedio de la población en general.

"Una vez se conoció este estudio hubo llamadas de padres que pedían que se prohibiese el juego de cabeza, lo que es perfectamente comprensible", ha explicado este lunes Les Howie, gerente de la Asociacón Inglesa de Fútbol. "Sin embargo, se debe tener en cuenta que el estudio no demostró que las cabezas estuvieran vinculadas a enfermedades neurodegenerativas (...) y no había nada que sugiriera que el juego de cabeza debería estar prohibido para todos los niveles de competición", agregó el directivo.

El tamaño del balón

Tampoco se ha prohibido golpear el balón con la cabeza en los partidos entre niños, porque "nuestro informe demuestra que hay un promedio de dos cabezazos por partidos, lo que evidencia que es un hecho poco frecuente", según el mismo directivo.

La próxima temporada, el tamaño de los balones también cambiará, ya que hasta la categoría de menores de 10 años se utilizarán pelotas de tamaño 3 (diámetro de 57 a 60 centímetros), en vez de los utilizados normalmente que son del tamaño cuatro (de 62 a 66 centímetros de diámetro).