Perisic, el atípico croata que tumbó a España

El centrocampista ha jugado en cuatro países pero nunca en el suyo

La confianza del seleccionador Ante Cacic ha sido clave para su crecimiento

Perisic, durante el encuentro ante España / AP / HASSAN AMMAR

Perisic, durante el encuentro ante España
Perisic, durante el encuentro ante España

/

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

El idílico camino que se le presentaba España hasta la final de Saint Denis se vio truncado por un futbolista. En medio de una calma relativa, apareció el ciclón de Ivan Perisic (Split, 1989) para echar por tierra todas las esperanzas españolas de obtener un billete para la parte amable del cuadro, metiendo así a la 'Roja' en un lío de dimensiones considerables. Una genial asistencia de gol cuando el descanso acechaba y un gol en el último instante fueron el bagaje del mejor futbolista de Croacia en este inicio de Eurocopa. Ante la baja de Luka Modric, Perisic asumió el rol de líder y se encargó de liderar un conjunto que asombra por su desparpajo y el buen hacer en los momentos claves.

El centrocampista del Inter, que se erigió como el mejor futbolista 'neroazzurri' esta temporada, cuenta con la particularidad que a lo largo de sus 16 años de carrera jamás ha jugado en su país. En su búsqueda por demostrar su potencial, en la que siempre ha demostrado una fe inquebrantable en su fútbol, el centrocampista ha recorrido cuatro países hasta encontrar la anhelada estabilidad en el Giussepe Meaza. En un Inter alejado del foco mediático y del glamur de la ChampionsPerisic ha logrado potenciar su fútbol que, junto a la confianza del seleccionador Ante Cacic, han hecho posible su evolución. 

DE CLUB EN CLUB

Noticias relacionadas

Apodado como la 'gallina' por el negocio de pollos que tenían sus padres, el mismo que una vez en quiebra le obligó a abandonar las categorías inferiores del Hadjuk Split para poner rumbo al Sochaux francés, hacerse un hueco entre la élite europea no le resultó sencillo. Sin protagonismo en Francia, se marchó cedido al Roeselare belga antes de fichar por el Brujas, donde su gran temporada no pasó desapercibida por el Borussia de Dortmund. La apuesta de Jürgen Klopp no resultó beneficiosa para ninguna de las dos partes y su salida al Wolfsburgo por 20 millones fue vista como un gran negocio en el club del Ruhr

En busca de nuevas aventuras, en 2011 fichó por el Inter en el que ya ha completado cinco temporadas, logrando así hacerse un hueco con el combinado nacional croata. Para Perisic, la selección era algo que siempre quiso, un sueño. "Si es necesario me ofrezco para cargar con los balones del entrenamiento, sólo por tener la oportunidad de jugar con genios como Modric y Kranjcar", afirmó.