28 mar 2020

Ir a contenido

Mi iniciativa fallida contra el acoso escolar

Sergio de Fuente Garrido

Sergio de Fuente Garrido

Un joven, víctima de acoso escolar, se refugia en un lavabo.

Un joven, víctima de acoso escolar, se refugia en un lavabo. / LAIA ABRIL

Después de haber pasado casi un año, y después de haber sido entrevistado por algunos periódicos locales de Alcorcón; hace tan solo unos meses me he visto obligado a cerrar mi cuenta de Change.org 'No te calles, di no al acoso escolar' debido a la falta de firmas y de seguidores para luchar contra el acoso escolar que se produce en las aulas de nuestro país.

Entretodos

En primera persona

Cuéntanos tu historia

Esta situación me entristece; pues tras haber difundido esta iniciativa a través de las redes sociales, de WhatsApp, en la calle, y después de haberme dado a conocer en la prensa local, apenas he conseguido 100 firmas. Este hecho demuestra que aún no estamos concienciados sobre lo que verdaderamente es el acoso escolar. Muchas personas piensan que este contratiempo nunca les va a afectar ni a ellos ni a su entorno más cercano. Pero esto no es así, ya que cualquier persona lo puede sufrir, ya sea guapa, fea, lista o tonta, no hay cánones ni límites.

En dicha iniciativa, dirigida al Ministerio de Educación; solicitaba o sugería una mayor preparación por parte del equipo de docentes, para afrontar con eficacia esta situación; pues aunque en la mayoría de los casos les resulta totalmente indiferente, hay docentes que verdaderamente no saben cómo actuar para solucionar y parar el acoso. Asimismo sugería que en caso de que con la nueva ley educativa de la LOMCE no se imparta la asignatura de Educación para la Ciudadanía, se organicen charlas y se creen pequeñas iniciativas , grupos y actividades para los alumnos para dar conciencia sobre qué es el acoso escolar, cómo se siente la víctima, las consecuencias que conlleva a corto y a largo plazo, y también cómo afrontar y defenderse ante una agresión verbal. Algunos de estos proyectos ya han sido probados y llevados a cabo en países europeos como Finlandia, obteniendo excelentes resultados.

Dadas las circunstancias, me gustaría hacer llegar esta carta al Ministerio de Educación y al señor Méndez de Vigo, para que por favor tenga en cuenta estas propuestas y se haga eco de esta situación. Acabar con el acoso escolar es cosa de todos, y no de unos pocos.

Participaciones de loslectores

Másdebates