08 jul 2020

Ir a contenido

"Exijo tiempo suficiente para entrar en el metro en hora punta"

Manuela Molinero

Un vagón del metro de Barcelona.

Un vagón del metro de Barcelona. / Xavier González

Estación de metro Vall d'Hebron a las 8.45 horas. En un andén repleto de niños y acompañantes, mayores con bastón, carritos de bebé, hora de colegios, etcétera, esperando que salgan los pasajeros para entrar en el tren.

Hay tanta gente saliendo que el proceso es lento, empieza a sonar la alarma cuando aún están bajando; entra la mujer con cochecito y nosotros, detrás, intentamos entrar, pero está atravesada y empezamos a meternos como podemos, todo esto con la alarma. Entra mi hija y la puerta se cierra conmigo en medio de las puertas, un buen golpe en ambos brazos y la muñeca derecha. Con el bolso fuera del vagón, empujo para abrir y puedo entrar, y conmigo las personas que detrás de mí todavía no habían podido.

Es una falta de respeto al pasaje, de todas las edades y movilidades no siempre buenas. El transporte es público, y si hay muchos viajeros, deberán esperar a que entren todos en el vagón. No les viene de cinco segundos cuando ven que la aglomeración es de personal normal y no vándalos que se quieren colar de cualquier manera. Exijo el tiempo suficiente para entrar en un vagón, en hora punta, con mi hija de 12 años y sin perder los brazos en el intento.

Si el golpe me produce una lesión haré la correspondiente denuncia. Espero soluciones a estos comportamientos intimidatorios de algunos conductores de poner la alarma casi al tiempo que abren las puertas y que, desgraciadamente, no son aislados, sino bastante habituales. 

Participaciones de loslectores

Másdebates