22 sep 2020

Ir a contenido

Carta a Zapatero: "Deje que los candidatos al PSOE jueguen sus cartas"

Mario Martín

Mario Martín

José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno. 

José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno. 

Excelentísimo expresidente del Gobierno de España, y como tal, miembro en ejercicio del Consejo de Estado; popularmente conocido como 'ZP' e icónica referencia de lo que fue llamado como 'el club de la ceja', oficialmente presentado en el Circulo de Bellas Artes de Madrid, el 9 de febrero del 2008.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hoy me dirijo a usted después de verle,  en un programa de televisión de máxima audiencia, tomar parte activa en un proceso abierto a la militancia para la elección de nuevo líder del PSOE.

El motivo de estas líneas, no tiene que ver con los méritos o deméritos de ninguno de los tres candidatos en liza, cuestión que les corresponde defender y argumentar a cada uno de ellos. Pero sí me parece interesante poner en valor su papel en la situación actual del PSOE.

Usted alcanzó la presidencia del Gobierno de España en las elecciones del 14 de marzo del 2004, en un ambiente condicionado por el 'shock' social tras las consecuencias de los atentados sufridos en Madrid, tres días antes, el 11-M. El balance, 192 muertos. En esa ocasión derroto al candidato del PP, el entonces muy discutido en sus propias filas, Mariano Rajoy.

Pero fue en sus dos mandatos cuando la base social de izquierda que le apoyó, e históricamente lo había hecho con el PSOE, se fue fragmentando. Fue debido al doble lenguaje empleado y la diferencia entre lo dicho y lo hecho, especialmente en relación a la forma en que, más que dubitativamente, se pretendió atacar una crisis económica y financiera, que usted se empeñó en negar.

Pero el ripio que marcó para la historia sus mandatos como presidente del Gobierno fue todo lo acontecido para el cambio Constitucional que supuso la aprobación del artículo 135 de la Carta Magna de todos los españoles, con el apoyo del Partido Popular, que priorizaba la devolución de la deuda exterior sobre cualquier otra cuestión de Estado.

Comprendo perfectamente las presiones que usted tuvo de sus socios europeos, especialmente de Angela Merkel. Pero lo que un estadista hubiera hecho ante ello es comunicarlo a todos los ciudadanos. Explicar que ello contravenía el programa de Gobierno con el que se presentó a las elecciones generales, dimitir y convocar nuevas elecciones, a las que podría haberse presentado, o no, pero explicando su decisión y dejando en la voluntad de los españoles lo que hacer.

Usted optó por el camino más rápido, y cómodo. Llevaba 7 años de presidente del Gobierno y culminó el trabajo con esa aprobación, contraria a su propio ideario y a su programa electoral. Y pasó página, con la certeza de las prebendas inherentes al club de los 'jarrones chinos', en definición de Felipe Gonzalez.

En su gestión se generaron los fracasos electorales del PSOE que luego han venido. Sin usted, Rajoy no habría alcanzado nunca la presidencia del Gobierno de España.

Dice un viejo refrán castellano que una cosa es predicar, y otra dar trigo. El trigo de su cosecha ya lo conocimos, ahora le agradeceríamos mucho, señor Zapatero -exlíder del PSOE y expresidente del Gobierno de España- que se abstuviera de predicar y dejara que los protagonistas del momento jueguen sus cartas, que bastante tienen con intentar cambiar las consecuencias de sus mandatos.

Participaciones de loslectores

Másdebates