Ir a contenido

PERIODISMO CON EL CIUDADANO

La plaza del insomnio

Los vecinos del barrio Vilapicina i La Torre Llobeta denuncian "gamberrismo nocturno" en la plaza ubicada entre el carrer de Cubelles y la Avinguda de Borbó

CHRISTIAN MORALES CLARASÓ / BARCELONA

La plaza interior situada en la manzana entre la avenida de Borbó y la calle de Cubelles, en Nou Barris.

La plaza interior situada en la manzana entre la avenida de Borbó y la calle de Cubelles, en Nou Barris. / JULIO CARBÓ

Ruidos, fuertes olores y suciedad. Estos son los ingredientes de un volcán de indignación vecinal que lleva en erupción desde hace un año en el barrio de Vilapicina i La Torre Llobeta, en el distrito de Nou Barris. Allí, entre las calles de Cubelles y la avenida de Borbó, se encuentra una plaza que, según denuncian los vecinos, se ha convertido en una pesadilla para ellos a causa del "gamberrismo nocturno" que denuncia la lectora Carolina López en la denuncia que envió a Entre Todos. El jueves por la noche, sin ir más lejos, una patrulla de la Urbana tuvo que intervenir para poner fin a una fiesta nocturna.

Entrar a la plaza por algunos de los dos accesos peatonales con los que cuenta es como adentrarse en el interior de un patio de vecinos en el que abundan los excrementos de perro. La suciedad y los olores que ello conlleva son el primer quebradero de cabeza para los vecinos, según denuncia la Asociación de Vecinos de Vilapicina i La Torre Llobeta. Pero hay más. De día, la plaza es un lugar tranquilo, pero de noche, denuncia Carolina, grupos de jóvenes se juntan en la plaza a practicar el botellón y hacer 'skate'. Los vecinos se quejan de que la acústica del la plaza, encajonada entre edificios, hace que el jaleo, los gritos y los ruidos se introduzcan con fuerza en las viviendas.

Los vecinos se han organizado y han recogido firmas para recuperar la tranquilidad perdida. Joaquín Forns, presidente de la asociación de vecinos, exige que el Ayuntamiento valle la plaza por la noches y que indique con unos carteles cuáles son las normas de civismo y convivencia en la plaza. Pero hasta ahora, denuncian, no han logrado que el consistorio les haga caso. "Nos han dicho que no se contempla en esta legislatura. Eso es mucho tiempo, cuatro años", se lamenta Forns. 

El Ayuntamiento sabe del malestar de los vecinos y ha recibido las firmas recogidas por los vecinos, según confirmaron fuentes del distrito de Nou Barris, que informaron de que las propuestas de los ciudadanos han sido trasladadas al Plan de actuación del Distrito para su estudio y, si procede, aprobación. Hasta que esto suceda, los vecinos denuncian que su descanso no es prioridad para el Ayuntamiento. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.