Ir a contenido

HACEMOS PERIODISMO CONTIGO

Goteras y poca luz en la biblioteca Can Casacuberta de Badalona

JUDIT LECHÓN

Desperfectos del interior de la biblioteca Can Casacuberta de Badalona

Desperfectos del interior de la biblioteca Can Casacuberta de Badalona / RICARD CUGAT

La Biblioteca de Can Casacuberta de Badalona sufre desde hace tiempo los estragos de la crisis y los recortes. El espacio se encuentra en un estado de degradación progresivo que preocupa a sus usuarios. David Valeri envió a Entre Todos una larga lista de problemas a solucionar para que, la memoria que queda en los libros de la biblioteca perdure en condiciones favorables:  Entre los desperfectos que expone el lector se encuentran: "inundaciones, climatización deficiente, personal escaso en horas de mayor afluencia, poca renovación del fondo documental, áreas cerradas por falta de mantenimiento, iluminación insuficiente, un montacargas que hace de ascensor para subir al primer piso y salidas de emergencia bloqueadas".

Mar Grifol Isern, asesora de la regidoría de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Badalona, diferencia entre las cuestiones estructurales y aquellas “incidencias de mantenimiento” que surgen en una biblioteca que cuenta con una media de 800 usuarios diarios. Grifol explica que las intervenciones son constantes al tratarse de un espacio con una afluencia de público muy grande, y detalla algunas mejoras que ya se han llevado a cabo en la instalación: “Se han reparado los desagües del techo para evitar las inundaciones que afectaban al espacio infantil. En la climatización, a partir de un proyecto de eficiencia energética se ha hecho el cierre y sellado de aperturas de la fachada y se ha instalado un sistema informático para controlar por zonas el clima. También se ha sustituido todo el sistema de iluminado por luces LED, incrementando así  el nivel lumínico. A corto plazo está previsto arreglar la tarima del espacio infantil y reponer el fondo documental”.

Estas medidas garantizan, a juicio del consistorio badalonés, una lectura cómoda y que los libros serán conservados en condiciones, pero las estrecheces presupuestarias dificultan reformas de mayor calado. Grifol admite que algunas de las deficiencias estructurales denunciadas por Valeri en su carta, como la salida de emergencia bloqueada y el montacargas usado como ascensor, “son intervenciones que requieren presupuestos elevados y de momento no se pueden llevar a cabo”. 

Envía tu denuncia para que nuestro equipo de periodistas la investigue