Sector en apuros

El Gobierno revisa otra vez los precios de los materiales de la obra pública

El continuo aumento de los costes provoca que se incluyan seis nuevos productos en la lista para no perjudicar a los constructores

Un trabajador de la construcción

Un trabajador de la construcción / Pexels

1
Se lee en minutos
Cristina Buesa
Cristina Buesa

Periodista

ver +

Los contratistas catalanes avisaron hace pocas semanas que se estaba produciendo un alud de licitaciones que quedaban desiertas. Una de las razones, argumentaron, era que las administraciones no habían actualizado con suficiente diligencia los precios de los materiales de la obra pública, lo que provocaba que, con la inflación disparada entre otras cosas por la guerra de Ucrania, no les saliera a cuenta presentarse a ciertos proyectos. Este jueves, el Ministerio de Hacienda y Función Pública ha anunciado que amplía la lista de materiales a los que se les revisa el precio: hasta ahora eran cuatro y ahora serán diez.

La medida responde al constante aumento de los costes que han detectado hasta agosto, aseguran desde el Ministerio. El Gobierno ha incluido el cemento, los materiales cerámicos, la madera, los plásticos, los productos químicos y el vidrio, que habrían sufrido un aumento significativo en los últimos meses. Se trata de materias primas muy presentes en la construcción, tanto en edificación como en infraestructuras.

Impacto directo y relevante

Estos seis se unen a los elementos que ya estaban incluidos: materiales siderúrgicos, materiales bituminosos, aluminio y cobre.

Noticias relacionadas

El real decreto-ley 3/2022 aprobado por el Gobierno en marzo reconoce al contratista la posibilidad de una revisión excepcional de precios de los contratos de obras cuando el aumento del coste de los materiales empleados haya tenido un impacto directo y relevante en la economía del contrato.

El propio decreto habilitaba al Ministerio de Hacienda a ampliar la relación de materiales fijada, añadiendo aquellos que hayan experimentado un significativo aumento y supongan un impacto en la economía de los contratos de obras.