Cambios en la Generalitat

El Port de Tarragona ya tiene presidente mientras buscan candidato para el de Barcelona

El 'conseller' de Territori advierte que el relevo en la capital catalana se producirá "en las próximas semanas"

El arquitecto Saül Garreta sustituye a Josep Maria Cruset y avanza que trabajará con continuidad y buscando el consenso

El puerto de Tarragona.

El puerto de Tarragona. / ALBA MARINÉ

2
Se lee en minutos
Cristina Buesa
Cristina Buesa

Periodista

ver +

El Port de Tarragona ha oficializado este jueves su cambio de presidente, tras la marcha de Junts del Govern y los cambios en las conselleries. El arquitecto Saül Garreta (Tarragona, 1972) sustituirá a Josep Maria Cruset al frente de la autoridad portuaria, una vez el Boletín Oficial del Estado (BOE) ratifique el nombramiento que aprobó el Govern el miércoles. Mientras, en el Port de Barcelona siguen a la espera del recambio de Damià Calvet

El acto de relevo en el puerto de Tarragona ha estado presidido por el 'conseller' de Territori, Juli Fernàndez, que debe ser quien designe al futuro presidente de la autoridad portuaria barcelonesa, así como las presidencias de varias empresas que dependen orgánicamente del Departament. Algunas de ellas tienen gran peso, como Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), Incasòl, Infraestructures.cat, Cimalsa, Ports de la Generalitat, entre otras.

Decreto de estructura aprobado

Al ser preguntado por el Port de Barcelona, el 'conseller' Fernàndez ha respondido que el futuro nombramiento se producirá "en las próximas semanas" y que los primeros en conocer al sustituto o sustituta serán el Govern y el propio Calvet. De hecho, los cambios en el Govern, con la reorganización de competencias, se han culminado esta misma semana con el decreto de estructura que se aprobó en el Consell Executiu del miércoles.

Un yate en el puerto de Tarragona.

/ JOSEP LAGO / AFP

Al frente del Port de Barcelona todavía sigue Damià Calvet, que ha ocupado el cargo durante el mandato del vicepresident y ‘conseller’ de Polítiques Digitals i Territori, Jordi Puigneró, que precisamente le sucedió al frente del Departament. En el consejo de administración del puerto barcelonés que se celebró este miércoles solo hubo un cambio en la cúpula, que tenía que ver con el Port Vell.

El relevo del Port de Barcelona lo propone el Govern al Estado y posteriormente se publica en el BOE, algo que también debe pasar en los próximos días con el de Tarragona.

Una infraestructura estratégica

En el acto de este jueves en Tarragona, el presidente saliente, Josep Maria Cruset, ha felicitado a Garreta y ha agradecido al ‘conseller’ la buena sintonía en el traspaso. Y ha dedicado sus primeras palabras a valorar la importancia de las instalaciones: “Si hoy cerrásemos la bocana del puerto de Tarragona de repente habría muchos nervios porque al cabo de muy poco faltaría el alimento de 20.000 animales de Catalunya y Aragón y a continuación fallaría la cadena de abastecimiento de primeras materias”.

Garreta ha asegurado que su propósito es continuar con la tarea de su antecesor y, sobre todo, buscar el consenso en aquellos asuntos más delicados, como por ejemplo el debate sobre los cruceros, en el que no ha querido dar su opinión de forma tajante.

Segunda área metropolitana del país

Noticias relacionadas

También ha agradecido la confianza y ha mostrado su "determinación" para seguir llevando a cabo los retos de una infraestructura estratégica, reivindicando además su posición como segunda área metropolitana de Catalunya, aunque "nos cuesta ejercer ese liderazgo", ha lamentado.

El ‘conseller’ Fernàndez ha reconocido el trabajo realizado por Cruset y le ha agradecido su vocación de servicio. Acto seguido ha mostrado su confianza en el nuevo presidente, de quien ha destacado sus "conocimientos en materia urbanística", lo que le debería servir para "tratar de mejorar la relación con su entorno".