Relevos en el Govern

La Conselleria de Territori recupera competencias y vuelve a las esencias

El exvicepresidente Puigneró traspasa la cartera al nuevo 'conseller' Juli Fernàndez y le regala una maqueta de Ferrocarrils de la Generalitat

El departamento cambia de nombre y también recupera antiguas competencias que había perdido en otras remodelaciones del Ejecutivo

El exvicepresidente de la Generalitat Jordi Puigneró, traspasa su cartera al nuevo conseller de Territori, Juli Fernández. 

El exvicepresidente de la Generalitat Jordi Puigneró, traspasa su cartera al nuevo conseller de Territori, Juli Fernández.  / EUROPA PRESS/DAVID OLLER

4
Se lee en minutos
Cristina Buesa
Cristina Buesa

Periodista

ver +

Los días de traspasos en los departamentos son intensos. Los equipos salientes, como era el caso este martes en la recién rebautizada Conselleria de Territori, se mueven entre el duelo, el alivio y la angustia por el futuro. Hay corrillos, despedidas, intercambio de información y expectativas. Como en otros ámbitos, la experiencia suma y los que han vivido otras veces estas situaciones las relativizan.

La liturgia de las imágenes entre el 'conseller' que se iba y el que llegaba se repitió en diversas sedes del Govern. En el edificio de la avenida de Josep Tarradellas de Barcelona los protagonistas eran el fulminado vicepresidente Jordi Puigneró y el flamante Juli Fernàndez, que había prometido el cargo horas antes. El despacho con vistas a la estación de Sants se llenó de cámaras para inmortalizar el momento, pendientes de la frase ocurrente o del gesto.

Sin políticas digitales

Puigneró y Fernàndez hablaron flojo y sonrieron, cada uno por motivos distintos. El exvicepresidente le entregó una carpeta donde, le adelantó, había documentación sobre la Llei de Territori y asuntos de urbanismo porque, lanzó con resquemor, "las políticas digitales ya no están".

Lo primero de lo que se desprende Territori es del larguísimo nombre y, por ende, de las responsabilidades que tenía el vicepresidente. Han sido solo 16 meses, pero la 'conselleria' que históricamente se había ocupado de las infraestructuras, las obras públicas o el ordenación del territorio, se había llamado hasta ahora de Vicepresidència, Polítiques Digitals i Territori. Cae la vicepresidencia y las políticas digitales y se llamará Territori a secas, tal como publicó el lunes el Diari Oficial de la Generalitat (DOGC).

Trenes de FGC por Rodalies

Como en traspasos anteriores de 'consellers', en la ceremonia de traspaso de carteras no podían faltar los ferrocarriles. El recién llegado, exalcalde de Sabadell, recibió también una maqueta de un tren de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) de parte de Puigneró, además de su último libro, 'El 5è poder': "Ahora no tendrás tiempo de leer, pero para las vacaciones", bromeó.

El tren de FGC había llegado por el pasillo desde el despacho del también saliente secretario general del Departament, Ricard Font: saliente de Territori porque su cese se había publicado poco antes en el DOGC, pero entrante en el Ayuntamiento de Barcelona para dirigir Bimsa, fichado por la alcaldesa Ada Colau tras pasar un proceso de selección al que se presentó en mayo, es decir, antes de las turbulencias entre socios de Govern que han desembocado en la ruptura final.

Vuelve un conocedor de la casa

La salida de Junts del gobierno catalán y la remodelación del Govern por parte del 'president' Pere Aragonès no ha comportado solo un simple cambio de 'consellers' y secretarios generales (de momento) sino también estas modificaciones en la denominación y las competencias. En el caso de Territori, además, recupera la empresa que ejecuta las infraestructuras para toda la Generalitat, Infraestructures.cat, y la Agència de l'Habitatge de Catalunya.

En mandatos anteriores había tenido también las responsabilidades vinculadas a medio ambiente, denominándose Territori i Sostenibilitat, pero estas se trasladaron al Departament d'Acció Climàtica de Teresa Jordà en mayo del 2021. Ya sin las políticas ambientales ni las digitales ni las vinculadas a la vicepresidencia, Territori volverá a las esencias, algo que se ha celebrado en algunos ámbitos.

Pero si algo se ha aplaudido ha sido la recuperación de Infraestructures.cat a las manos de Territori porque en los últimos años dependía de la Conselleria d'Economia i Hisenda. La razón por la que se trasladó precisamente al otro departamento era porque esta empresa pública realiza las licitaciones, ejecuta y mantiene las obras de todos los departamentos del Govern, no solo de Territori.

Es decir, se ocupa también de escuelas, hospitales, oficinas administrativas o ambulatorios, además de carreteras o líneas de metro. Además, casualidad o no, la persona que sustituirá a Font al frente de la secretaria general será Joan Jaume i Oms, en su día presidente de la empresa, y buen conocedor de la otrora Conselleria de Política Territorial, donde estuvo décadas atrás.

Un año de celebración

En Infraestructures.cat, todavía pendientes de los cambios en el Govern, eran algo más escépticos sobre la bondad del cambio. Precisamente este año celebran una década y estas semanas han celebrado la efeméride destacando esa mirada holística sobre todos los departamentos. Sea como fuere, el consejo de administración de la empresa mantendrá representantes de todos ellos, con lo que supuestamente el peso de Territori no debería ser tan importante.

Noticias relacionadas

El otro gran reto con el que se deberá enfrentar la empresa ejecutora de la obra pública serán los fondos Next Generation, que han obligado a contratar más personal para cumplir los plazos europeos.

Y la otra competencia que la Conselleria de Territori había tenido en legislaturas anteriores era la promoción y mantenimiento del parque público de viviendas a través de la Agència de l'Habitatge de Catalunya. En el último año, esta ha sido responsabilidad de la cartera de Drets Socials, con la 'consellera' Violant Cervera al frente, pero ahora regresa nuevamente a Territori.