Suministros

Pimec denuncia que las pymes españolas pagan la quinta luz más cara de Europa

Las empresas pequeñas y medianas del país abonan de media casi 23 céntimos por el kWh, un 15% más que Portugal y un 27% más que Francia

Clientes en un comercio de Barcelona.

Clientes en un comercio de Barcelona. / MANU MITRU

2
Se lee en minutos
Paula Clemente
Paula Clemente

Periodista

Especialista en start-ups, sector emprendedor

ver +

Nuevo desajuste competitivo para las pymes de España. Según la patronal catalana que las representa, Pimec, las empresas pequeñas y medianas del país son las quintas que pagan la electricidad más cara de Europa. Así lo recoge un informe en el que, en base a datos de Eurostat, analizan el precio de este suministro en el periodo que va de 2018 a 2021. Según esto, las empresas que consumen menos de 20 MWh pagaron el año pasado 22,96 céntimos por el kWh, un 13,3% menos que tres años antes, pero más que en otros 19 países analizados.

El estudio refleja que Italia, Irlanda, Alemania y Bélgica son las únicas que superan a España, con precios que van desde los 27 céntimos en el país transalpino, hasta los 23 céntimos de las pymes belgas. Sin embargo, figuran a continuación otras grandes economías europeas como Portugal (en décima posición), Francia (en decimotercer lugar), Dinamarca (la decimosexta) o Noruega y Finlandia, que cierran el ránking. En concreto, las pymes españolas pagan la luz un 15% más cara que las de Portugal, un 27% más que las de Francia y a más del doble que en Noruega o Finlandia.

"Los costes de la electricidad son un factor bastante importante en la determinación del grado de competitividad de una economía: se trata de un 'input' que, con diferentes intensidades y con diferentes incidencias según los sectores, utilizan todas las empresas, sean industriales o del sector servicios", contextualiza la patronal en su informe, en el que además señala las diferencias en función del tamaño de la empresa.

Porque de acuerdo a esta misma recopilación de datos, el precio que pagan este conjunto de empresas en Europa es un 58% más alto que el que pagan aquellas compañías de un tamaño algo mayor, es decir, que consumen entre 20 y 500 MWh. Y la diferencia escala hasta el 81% si la comparación se hace con corporaciones que consumen hasta 2.000 MWh.

Pierden las pymes

Noticias relacionadas

"Tras poner de manifiesto que los precios energéticos son un factor que influye en la competitividad, la productividad y la viabilidad de las empresas, Pimec lamenta que las pymes europeas paguen la electricidad más cara a 8,46 céntimos el KWh, un 58% más cara que en las empresas de más dimensión", apunta la patronal en un comunicado. "En concreto, en España el diferencial de precios entre tramos de consumo es de 4,28 céntimos el kWh, exactamente la mitad de la diferencia", denuncia la institución.

Además, en el caso de las empresas algo mayores, su posición en el ránking europeo mejora: en este caso son las novenas que pagan la luz más cara en Europa, en este caso por detrás de Portugal y Austria, entre otras. Tanto en este caso como en el de las compañías todavía más grandes, Alemania es el país donde las empresas pagan más cara la electricidad.