Se anunciará el lunes

El límite máximo del mercado eléctrico subirá de 3.000 a 4.000 euros

El alza afectará a todos los mercados europeos y entrará en vigor dentro de cuatro semanas

Torres de alta tensión en Madrid, en una fotografía de archivo.

Torres de alta tensión en Madrid, en una fotografía de archivo. / EFE/J.J. Guillén

3
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

A la espera de que España y Portugal impongan un tope al precio del gas que se usa para producir electricidad, el límite máximo del mercado eléctrico se elevará de los 3.000 euros por megavatio-hora actuales a 4.000 euros por megavatio-hora, según confirman fuentes del mercado a El Periódico. Esta variación entrará en vigor dentro de unas cuatro semanas y afectará a todos los mercados europeos, incluido el español y el portugués.

Se trata de una cuestión técnica y no política. La normativa europea dice que si el precio del mercado supera el 60% del máximo establecido (3.000 euros por megavatio-hora en este caso) "en al menos una unidad de tiempo de mercado (hora) en un día en una zona de subasta individual o en varias zonas de subasta" se debe modificar ese precio máximo. Y eso ocurrió por primera vez en Europa el lunes pasado, día 4 de abril, cuando el precio de la luz en el mercado mayorista francés rozó los 3.000 euros por megavatio-hora entre las 7 y las 9 de la mañana, con unos precios de 2.712,99 y de 2.987,78 euros por megavatio-hora, por el descenso de las temperaturas y el parón de la mitad de las centrales nucleares francesas.

Entonces se activó el mecanismo que obliga a los mercados europeos a incrementar ese precio máximo en 1.000 euros por megavatio-hora y pasar, así, de los 3.000 euros actuales, a 4.000 euros a partir de las "cinco semanas siguientes" al día en que se superó el umbral fijado. Esto será el 9 de mayo, mientras que el anuncio sobre el cambio por parte de los operadores del mercado eléctrico se producirá el próximo lunes 11 de abril.

El precio mínimo se mantendrá sin variaciones en los -500 euros por megavatio-hora, una cifra a la que nunca se ha acercado ningún país, de momento; aunque muchos, como Alemania, Francia o Bélgica sí han conocido el hecho de tener precios medios horarios negativos, e incluso también algún día precios medios diarios en negativo.

En España, el precio más alto alcanzado en una hora se registró el pasado 8 de marzo, día con el precio medio diario más alto hasta la fecha (544,98 euros por megavatio), cuando entre las 19 y 20 horas rozó los 700 euros por megavatio-hora, una cifra nunca vista que se produjo un día después de que el precio del gas natural en el mercado ibérico de gas alcanzase el récord al cierre de de 214,36 euros por megavatio-hora, diez veces superior a la media del gas natural desde la entrada en funcionamiento de este mercado.

Límite de 180 euros

Noticias relacionadas

Hasta el 6 de julio del año pasado, el precio límite en el mercado mayorista español era de 180 euros por megavatio-hora de máxima y 0 euros de mínima, una anomalía ibérica que no se llegó a superar hasta el 16 de septiembre, cuando ya el máximo era otro, y el mercado mayorista alcanzó un precio de 188,18 euros por megavatio-hora, pero tampoco se había rozado. Hasta esa fecha el récord histórico había sido de 103,76 euros por megavatio-hora el 11 de enero de 2002.

La Comisión Europea llevaba tiempo 'persiguiendo' a España para que modificara estos límites y armonizar, así, todos los mercados europeos. Y el operador de mercado OMIE llevó a cabo varias consultas públicas, en 2019 y 2020, para testar el pulso de los diferentes agentes. La primera de esas consultas tuvo un resultado "dispar" entre sus participantes: "Mientras que los ‘traders’ y grupos dominantes verticalmente integrados consideraban insuficiente y preferían igualar los límites de oferta al límite actual (-500 €/MWh y - 3000 €/MWh), los comercializadores independientes, grandes consumidores y algunos representantes preferían mantener una regla de actualización progresiva desde un valor inferior". La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) consideró la propuesta "adecuada" porque "permite un mayor alineamiento" con el resto de Europa.