A primera hora

El precio de la luz roza los 3.000 euros en Francia por el frío y el parón de las nucleares

El alza no se trasladará directamente a la factura de la luz de los clientes

El precio de la luz roza los 3.000 euros en Francia por el frío y el parón de las nucleares
2
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

El precio de la luz en Francia rozará este lunes el máximo de 3.000 euros por megavatio-hora entre las 7 y las 9 de la mañana por el descenso de las temperaturas y el parón de la mitad de los reactores de las centrales nucleares francesas. El gestor de la red eléctrica francesa (Réseau de Transport d'Électricité, RTE) ha emitido una "alerta naranja" de Ecowatt (sistema de gestión del sistema eléctrico) y ha pedido a los ciudadanos reducir su consumo durante el día.

En Francia, como en España, el precio máximo de la electricidad es de 3.000 euros por megavatio-hora y el mínimo, de -500 euros por megavatio-hora. No obstante, estos máximos solo se rozaron a primer hora del día, siendo el precio medio durante la jornada de 551 euros por megavatio-hora, lejos de los 75,33 euros por megavatio-hora de Alemania, los 251,87 euros por megavatio-hora de España y las 205.09 libras (244,36 euros) por megavatio-hora de Reino Unido.

Pero los consumidores no notarán el efecto de la subida en su bolsillo. Las tarifas en el mercado regulado en Francia no están indexadas diariamente al mercado mayorista, sino que se actualizan dos veces al año, en función de la evolución del mercado; sin embargo, este año el Gobierno de Emmanuel Macron se ha comprometido a no encarecer el suministro en más de un 4%. Así, será la compañía semipública Électricité de France (EDF) quien absorba parte de esa diferencia entre los precios mayoristas y los minoristas.

La energía nuclear es responsable de, aproximadamente, la mitad de la generación eléctrica del país galo. Y ha coincidido el parón de gran parte de sus centrales por mantenimiento y la mitad de sus 56 reactores nucleares fuera de servicio con una elevada demanda a primera hora de la mañana (el consumo previsto es de 73.000 megavatios a las 9 de la mañana) y una producción estimada de 65.000 megavatios, por lo que se importarán hasta 11.000 megavatios.

En concreto, las importaciones a primera hora se repartieron entre 2.000 megavatios de Inglaterra, 1.700 megavatios de España, 917 megavatios de Italia, 1.700 megavatios de Suiza y 4.000 megavatios de Alemania, según RTE.

Reducir el consumo

El gestor Ecowatt califica los niveles de consumo franceses cada hora y según la región según cuatro tipos de alerta --verde: el consumo es razonable; amarillo: el consumo es alto, hay que moderarlo; naranja: el consumo se encuentra en una situación tensa y los ecogestos son bienvenidos, y rojo: el sistema eléctrico se encuentra en una situación muy tensa y o se reduce el consumo de electricidad o los cortes de suministro serán inevitables--.

Noticias relacionadas

De esta forma, este lunes ha activado la alerta naranja que implica que "el sistema eléctrico está en una situación tensa" y los "ecogestos son bienvenidos", sobre todo, a primera hora del día. "En el trabajo o en casa, todo el mundo puede actuar realizando acciones sencillas, por ejemplo, bajando la temperatura de su casa en caso de ausencia durante el día, o apagando completamente sus dispositivos en modo de espera, incluso limitando el número de luces encendidas en una habitación, etc.", apunta en su página web RTE.

Estos gestos "pueden tener un impacto real", añade. Por ejemplo, si todos los franceses apagan una bombilla, esto supone un ahorro en el consumo eléctrico de 600 MW, o aproximadamente el consumo de una ciudad como Toulouse.